Ataques contra manifestantes y periodistas en Iraq

4 de marzo de 2011

Las fuerzas de seguridad iraquíes han cargado y disparado con munición real contra los manifestantes en distintas ciudades de Iraq. El caso más grave confirmado es la muerte de la joven Aisha Haizam A. al Darayi en el barrio Al Imam (Samarra) por heridas de bala, según han confirmado fuentes hospitalarias a la televisión iraquí Al Rafidain. El otro caso de muerte confirmada en el día de hoy ha ocurrido esta mañana en el pueblo de Al Hamdaniya, en la zona de Abu Graib, donde Ahmed Inizie al Hamdani (uno de los organizadores de las manifestaciones) ha sido sacado de su casa a la fuerza esta madrugada y ajusticiado a 50 metros de su casa ante su mujer e hijos por la Brigada 24 a las órdenes del coronel Risen al Baizani, según datos aportados por la cadena televisiva iraquí Al Rafiadain TV.

De Bagdad llegan noticias contradictorias sobre la situación en la plaza Tahrir, pero la CEOSI, en comunicación telefónica con un conocido periodista iraquí que se encontraba en la misma plaza Tahrir y cuyo nombre omitimos por razones de seguridad, ha tenido conocimiento de que a las 18h de Bagdad [16:00 hora española] seguía habiendo muchos manifestantes en la plaza y coreaban eslóganes en los que se pedía un cambio político total en Iraq. Igualmente este periodista ha confirmado a la CEOSI el atosigamiento y persecución que están sufriendo los medios, sobre todo audiovisuales, para cubrir la manifestación que está teniendo lugar en todo el país.

Nuestro contacto denuncia que “[…] Se ha producido la detención de decenas de manifestantes y tememos que estos corran el mismo destino que los detenidos del viernes pasado, quienes han sido brutalmente torturados en las cárceles de Al Maliki. Hemos informado de estos hechos y de los disparos de fuego real, realizados por la policía contra los manifestantes, al comisionado de Naciones Unidas en Iraq para que intervenga.”

La operación del dispositivo de represión ha sido dirigida —desde lo alto de un edificio a medio construir colindante a la plaza— por Hasan Sunaid, diputado en el parlamento del Partido Al Dawa (y muy cercano a Maliki), Asnan al Asadi, viceministro de Interior, Shiruán al Waili, presidente de la comisión de seguridad del parlamento y el general Ali Musawi como comandante de operaciones de Karj.

En Faluya dos manifestaciones que tenían lugar frente a las mezquitas de Furqan y de Mudellel han sido cercadas y dispersadas por el ejército iraquí, según ha informado Al Bagdadiya TV.

También llega información de la provincia de Diyala donde la policía ha disuelto las manifestaciones con según informan fuentes iraquíes a través de las redes sociales.

Otras tácticas para desmovilizar a los iraquíes han sido los llamamientos desde mezquitas dependientes del gobierno y de partidos políticos o el intento de comprar a jeques de las tribus (se habla de que se ha ofrecido 50 millones de dinares, unos 50.000  dólares estadounidenses, a cada jeque), así como amenazas directas por parte del ejército de disparar a matar a quien saliese a manifestarse.
A las 12 y cuarto del medio día la televisión Al Bagdadiya entrevistaba a algunos de los médicos que en Samarra realizaban una sentada de protesta porque no les permitían salir a atender a los heridos en las manifestaciones. La misma televisión aseguraba que en esa ciudad se había visto tropas iraníes.

Medios de comunicación.

Un día más, los medios de comunicación han sido agredidos por los servicios de seguridad iraquíes. Recordemos que el Iraq ocupado es el país en el que más periodistas han muerto en la historia, más que en la guerra de Vietnam.

Ni los llamamientos de los colectivos internacionales de periodistas, ni el de Tareq al Hashemi, vicepresidente iraquí, para que los medios de comunicación pudieran cubrir la información sobre las manifestaciones, han impedido que en Basora un grupo de periodistas haya sido golpeado por las fuerzas de seguridad mientras cubrían la manifestación de dicha ciudad. Tres de ellos han tenido que ser trasladados al hospital, según han declarado ellos mismos en entrevista a la televisión Al Sharquiya.

La organización iraquí Al Rasd wal Maalumat al Wataniya (Observación e Información Nacional) asegura que el general Kadem Abu al Hil, director de la policía de la provincia de Muzanna, ha emitido una orden para que se inutilicen las cámaras de los canales por satélite y los periodistas que estén entre los manifestantes [1].

También llegan noticias de que las fuerzas de seguridad han cerrado las oficinas de la Televisión Salah al-Din y les han prohibido cubrir los acontecimientos.

Según informaciones de la cadena de televisión iraquí Al Rafidain, en Tikrit las fuerzas de seguridad no permiten a los periodistas entrar en la ciudad.

Próximas concentraciones que se están convocando a través de las redes sociales:
7 de marzo, en el primer aniversario de las elecciones legislativas
11 de marzo, nuevo viernes de movilizaciones

Notas de IraqSolidaridad:
1.- Declaración de la organización, disponible en árabe en: http://www.almansore.com/Art.php?id=23109.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: