Las consecuencias de ocho años de ocupación.

Conferencia de Adnan Abbas con ocasión del 8º aniversario de ocupación de Iraq

Granada, 4 de abril de 2011

El pasado lunes 4 de abril, con ocasión del 8º aniversario de ocupación de Iraq, la CEOSI y el Área de Paz y Solidaridad de IU de Granada celebraron un acto conjunto para denunciar, una vez más, la ocupación de Iraq y sus nefastas consecuencias sobre la población, así como en apoyo de las continuas movilizaciones del pueblo iraquí y, especialmente, en solidaridad con la gran concentración convocada para mañana, sábado 9 de abril, Día de la Rendención, cuyo objetivo es exigir el fin definitivo de la presencia de las tropas de ocupación y la instauración de una autentica soberanía nacional.

En este acto se contó con la presencia del periodista y caricaturista de la resistencia Adnan Abbas, exiliado político en Europa desde 2006. Gracias a que escapó de una muerte segura, al contrario que muchos de sus compañeros de profesión, continúa trabajando para denunciar, en distintas páginas web, la ocupación y la violación de los Derechos Humanos que perpetran tanto el gobierno estadounidense como el gobierno sectario iraquí impuesto por la ocupación.

Abbas, un hombre que impresionó no sólo por su gran vitalidad y cercanía sino por su relato sobre la dura realidad que sufre el país, hizo un recorrido por las múltiples consecuencias de los ochos años de ocupación: la muerte de más de un millón de civiles, los más de cuatro millones de refugiados y desplazados, los más de dos millones de viudas, los más de tres millones de niños huérfanos y desamparados víctimas de la explotación y la marginalización social, el dramático aumento de diversos tipos de cáncer y la aparición de malformaciones congénitas en los recién nacidos provocadas por la contaminación y el uranio empobrecido contenido en las bombas lanzadas por las fuerzas de ocupación y que continua devastando la vida de la población iraquí.

Igualmente, Abbas relató el grave deterioro del tejido social, antes perfectamente cohesionado y motor de desarrollo y conocimiento. Un deterioro provocado, de manera premeditada, por las amenazas y el asesinato de académicos, médicos y otros profesionales iraquíes, lo que ha obligado a un altísimo porcentaje de ellos a optar por el exilio.

La presencia constante de milicias y grupos criminales unido a la impunidad con la que actúan [1], la detención bajo criterios sectarios y sin cargos de los ciudadanos y su desaparición en cárceles y centros de detención estatales y secretos, etc., son factores que hacen inviable la vida en Iraq.

Abbás denunció por otro lado la hipocresía de aquellos que un día condenaron el muro de Berlín y ahora construyen muros de hormigón por motivos de seguridad cuando su objetivo no es otro sino dividir barrios y calles para impedir la cohesión social, lograr que el sectarismo se asiente firmemente y poner cerco a los movimientos resistentes de toda índole.

Otro aspecto de la ocupación que trató Adnan Abbas fue la propaganda de la ocupación contra la legítima resistencia nacional que lucha por la liberación de Iraq. Por otro lado, culpó de los atentados contra los civiles a fuerzas externas al país, cuyos intereses son la división y el debilitamiento de Iraq y denunció los intereses expansionistas de Irán, país que no considera en absoluto antiimperialista, como determinados sectores de la izquierda en Occidente consideran. Irán no es sino un mero competidor por la hegemonía sobre Iraq.

Otra de sus denuncias se centró en el gobierno títere de Iraq y afirmó que el grado de corrupción sin precedentes en la historia del país se debe a la permisividad del gobierno títere impuesto por la propia ocupación y a la criminal sumisión parlamentaria a las fuerzas militares y paramilitares que operan en el país.

Para terminar, Abbas relató la escalada de ira e indignación de la población que ha tomado las calles y plazas del país desde hace dos meses. Una nueva cita de este movimiento ciudadano y pacífico va a tener lugar el sábado 9 de abril con el apoyo manifiesto de la resistencia, que comparte las demandas de la ciudadanía y exige a las distintas fuerzas de seguridad y al gobierno que no abra fuego contra los manifestantes como sucedió en ocasiones anteriores, que causaron docenas de muertos, heridos y cientos de detenciones. Igualmente se ha exigido al gobierno títere que permita a periodistas y cámaras informar y, por encima de todo, le exige que ponga fin a estos ocho años de ocupación, violencia y explotación del pueblo iraquí.

Notas:

1.- Véase Haifa Zangana Iraq un país gobernado por desconocidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: