Amnistía Internacional, 4 de mayo

Traducido del inglés para IraqSolidaridad por Nadia Hindi

Cuatro hombres arrestados a lo largo de las pasadas semanas han sido confinados a régimen de incomunicación. A finales de abril, una cadena de televisión local emitió un programa en el que se acusa a los hombres de estar envueltos en delitos de terrorismo. Corren el riesgo de ser sometidos a torturas y malos tratos.

El 20 de marzo, Nabhan Adel Hamdi, ex oficial del ejército iraquí, fue arrestado en Ramadi, 100 kilómetros al oeste de la capital, Bagdad, cuando se encontraba en un vivero agrícola, propiedad de un familiar.

Sobre el 22 de marzo, Muad Muhammad Abed fue arrestado en la escuela primaria Mawarid en Faluya donde trabaja de profesor. Amer Ahmad Kassar, un trabajador en prácticas, fue arrestado en su casa el 3 de abril. Los tres hombres rondan los 30 años de edad.

El 24 de abril, la cadena de televisión de al-Anbar emitió un programa en el que los tres hombres, junto a otros detenidos, fueron acusados de pertenecer a un grupo armado y de estar implicados en delitos de terrorismo. Dicho programa difundió entrevistas que contenían declaraciones auto-incriminatorias de los detenidos. Los familiares que vieron el programa informaron a Amnistía Internacional que los detenidos parecían haber hecho estas declaraciones bajo coacción.

Se cree que Nabhan Adel Hamid., Muad Muhammad Abed, Amer Ahmad Kassar y un cuarto detenido que apareció junto a los anteriores en el programa de televisión, están bajo la custodia de la Dirección de Lucha contra el Crimen en Ramadi. Familiares de los detenidos comunicaron a Amnistía Internacional que ni a ellos ni a los abogados se les permite comunicarse con los detenidos.

En los últimos años, se ha mostrado a cientos de detenidos en los canales de televisión iraquí haciendo ‘confesiones’ y admitiendo su responsabilidad en varios delitos de terrorismo. Generalmente estas ‘confesiones’ son extraídas bajo tortura y otros malos tratos. En base a estas ‘confesiones’ mucha gente ha sido condenada por el Tribunal Central Penal iraquí. En virtud del artículo 14(g) del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), en el que Iraq es Estado Parte, nadie debe ser “[…] obligado a declarar contra sí mismo ni a confesarse culpable”.

El Comité de Derechos Humanos, órgano de expertos encargado de supervisar la aplicación en los Estados el protocolol PIDCP, ha declarado que la práctica de la detención incomunicada puede propiciar la tortura y puede en sí violar los artículos 10 y 70 del PIDCP.  Se señala que se deberá interponerse en contra la detención incomunicada como salvaguardia contra la tortura y los malos tratos. El Relator Especial de Naciones Unidas sobre la Tortura ha declarado que “[…] la tortura se practica con mayor frecuencia durante la incomunicación”,  y ha recomendado delcarar ilegal la detención incomunicada, y que las personas detenidas en régimen de incomunicación deben ser puestas en libertad sin demora.

Texto original en:

http://www.amnesty.org/en/library/asset/MDE14/005/2012/en/90d0dd7f-6c88-4ca0-b623-486d92f1a9d0/mde140052012en.html

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: