¿Valor moral?

Hans C. von Sponeck, 28 de junio de 2012

Traducido del inglés para IraqSolidaridad y Stop Iraq Executions por Paloma Valverde

Hace casi una década desde que Tareq Aziz, ex viceprimer ministro de Iraq, se entregó voluntariamente en 2003 a las fuerzas de ocupación de Estados Unidos.

En 2011, las autoridades estadounidenses en Bagdad entregaron al gobierno de Iraq a un hombre anciano y enfermo que había estado bajo su custodia durante muchos años.

“[…] Todas las personas privadas de libertad deben ser tratadas con respecto por la dignidad inherente a todo individuo”.  Este significativo enunciado de la Convención de Derechos Civiles y Políticos (Art. 10/1) debe ser obligatoriamente aplicado, pero eso no cuenta para Tareq Aziz y otros prisioneros políticos, cuyos derechos se desvanecen en las prisiones iraquíes.

Tareq Aziz , ya muy deteriorado de salud, durante una de las sesiones del juicio. Bagdad, 31 de octubre de 2010.

Tareq Aziz , ya muy deteriorado de salud, durante una de las sesiones del juicio. Bagdad, 31 de octubre de 2010.

 

La propia legalidad internacional está, una vez más, condenada a la más oscura reclusión, y únicamente se pone en práctica cuando les conviene. En cualquier caso, la muerte le llegará a Tareq Aziz antes de que un tribunal de Bagdad confirme su sentencia de muerte.

Se han realizado muchos llamamientos en todo el mundo, basados en razones humanitarias, para liberar a Tareq Aziz y dejarlo al cuidado de su familia mientras que el proceso judicial sigue su curso y se determina la “legalidad de su detención”.

Hasta ahora no hay pruebas de la “legalidad de la detención” de Tareq Aziz. La única prueba que puedo determinar es un hombre anciano, condenado a una lenta muerte en prisión. Es el mismo Tareq Aziz que cooperó con Naciones Unidas durante los años de sanciones para poner en práctica un absolutamente inadecuado programa de supervivencia para el pueblo iraquí. Absolutamente inadecuado, así era realmente, no debido al régimen de un dictador sino al comportamiento de dos gobiernos que dominaban la política de las sanciones contra Iraq en el Consejo de Seguridad.

Todos nosotros, personal de Naciones Unidas, que tuvimos que tratar con el gobierno de Iraq durante este período, y esto incluye al secretario general Kofi Annan, consideraban a Tareq Aziz una voz moderada del gobierno y un profesional con quien se podía negociar.

Tareq Aziz, un radical cuando se trataba de insistir en que Iraq ya no poseía armas de destrucción masiva, era al mismo tiempo una  persona en la que se podía confiar y un nacionalista honrado, que el bienestar de su pueblo era esencial Aquellos que no están de acuerdo con esto probablemente nunca han conocido a Tareq Aziz. Yo sí. Este es el motivo por el cual he estado denunciando año tras año hablando en su favor, lamentablemente en vano.

Todas las personas que defienden los derechos humanos deben unir su voz a favor de la carta abierta tan emotiva que ha escrito Ziad Aziz, su hijo, quien teme por la vida de su padre.

El ex secretario de Estado James Baker, el homólogo de Tareq Aziz en las fatídicas negociaciones que se llevaron a cabo en 1991 en Ginebra, rechaza obstinadamente implicarse, afirmando que nunca ha sido más que un funcionario, y no un jefe de Estado. El actual gobierno británico toma la postura de que “[…] estamos preocupados pero no queremos involucrarnos en los asuntos internos de Iraq”. El presidente iraquí Jalal Talabani, un abierto opositor de la pena de muerte, argumenta  no será él sino un tribunal iraquí el que tiene que decidir.

¿Valor moral? No parece que haya ninguno donde debería haberlo, especialmente entre aquellos que son cómplices en la creación del drama humano que Iraq hoy.

Quizás teman que un día las protestas, que ahora son apenas un susurro, se conviertan en la exigencia inapelable de un tratamiento humano a Tareq Aziz y al resto de los presos  políticos. Al menos eso espero.

El peso de la conciencia pública en el siglo XXI no se puede subestimar.

Fuente: Texto enviado directamente por el autor a la CEOSI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: