Eli al-Adeeb, ministro de Educación Superior ¿Y campeón del sectarismo y la corrupción?

Fuentes iraquíes y Dirk Adiaensens*
Tribunal BRussells, 12 de noviembre de 2012

Traducido del inglés para IraqSolidaridad y Tribunal BRussells por Paloma Valverde

Ali al-Adeeb, ministro de educación superior (a la izquierda) y Haidar al-Mulla,
representante de la Liga Iraquí (a la derecha)

Si Maliki considera las políticas de Ali al-Adeeb muy sectarias, entonces al-Adeeb debe ser el campeón del extremismo sectario. Además, el ministro de Educación Superior parece, además, ser una persona corrupta y despreciable que se muestra orgulloso de tener un título falso, como ya escribí el artículo Más destrucción de la Educación Superior de Iraq: Fuegos destructores, títulos falsificados y pistolas con silenciador, en diciembre de 2011.

Fuentes bien informadas del Partido al-Dawa revelaron que había enfrentamientos dentro de la dirección del Partido entre Nuri al-Maliki y Ali al-Adeeb, ministro de Educación Superior, en relación al comportamiento del ministro de educación, especialmente sobre los grupos y bandas en las universidades e instituciones, dirigidos por quienes apoyan al partido de As-Sáder.

La fuente, que prefiere guardar el anonimato, afirmó que el primer ministro le dijo a al-Adeeb que no debía convertir el Ministerio de Educación Superior en una institución de seguridad gobernada por personas insensatas y agresivas. Además, la fuente añadió que al-Maliki le dijo a al-Adeeb que la eliminación y destitución de los responsables suníes del Ministerio es una política muy humillante que distorsiona la imagen del Partido al-Dawa de ‘respetar la diversidad sectaria’.

Más tarde, Nuri al-Maliki se mostró favorable a aplicar la tan esperada ley de responsabilidad y justicia, y de abonar las pensiones a algunos académicos. Muchas personas suníes se alegraron con la idea, pero al-Adeeb y algunos dirigentes de la Alianza Nacional y de al-Dawa no se mostraron de acuerdo con Maliki.

El ministro de Educación Superior publicó una declaración para despedir a muchos académicos de los gobiernos provinciales de Saladín y Mosul, una decisión que se enfrentó a protestas de la clase política y del público en ambos gobiernos provinciales.

Si Maliki considera las políticas de Ali al-Adeeb muy sectarias, entonces al-Adeeb debe ser el campeón del extremismo sectario. Además, el ministro de Educación Superior parece, además, ser una persona corrupta y despreciable que se muestra orgulloso de tener un título falso, como ya escribí el artículo Más destrucción de la Educación Superior de Iraq: Fuegos destructores, títulos falsificados y pistolas con silenciador, en diciembre de 2011 [1]. Sus secuaces también son sospechosos de haber asesinado a Dawood Salman Rahim, Director general de administración del Ministerio iraquí de Educación Superior e Investigación, y a su hijo, Hasaneín. Él es el ejemplo por excelencia de la elite gobernante en el nuevo Iraq”.

Al-Adeeb se niega a ser interrogado

La agencia Almasala publica documentos de la petición de interrogatorio de Ali al-Adeeb, ministro de Educación Superior que ya había eludido el primer interrogatorio ordenado por el tribunal. La petición de interrogar a al-Adeeb la presentó Haidar al-Mulla, representante de la Liga Iraquí. Al-Mulla y sus 69 diputados firmaron la petición. Al dosier se sumaron 103 documentos y declaraciones del propio al-Adeeb publicadas por el Ministerio de Educación Superior, además de declaraciones formales provenientes del Ministerio.

La primera parte de esos documentos incluían las preguntas dirigidas a al-Adeeb, las cuales no respondió y la solicitud de al-Mulla de obtener una relación detallada de todos los edificios universitarios que se habían construido entre el 1 de enero de 2010 y el 15 de diciembre de 2011, con la especificación de si el dinero pagado por esos edificios provenía del presupuesto del Ministerio o de donaciones internacionales. Al-Mulla además exigió los datos de los presupuestos de cada universidad y una relación completa de los laboratorios y si éstos estaban equipados debidamente o no. También exigió una lista de los contenidos de las bibliotecas de esas universidades y solicitó a al-Adeeb que especificara si esos equipamientos habían sido pagados con el presupuesto ministerial o provenían de donaciones internacionales o de otro tipo.

También se hicieron preguntas sobre los estudiantes cuyos certificados se homologaron después de 2003 con los títulos universitarios, los países de los que provenían dichos estudiantes y su especialidad. Además de la lista de todos los edificios universitarios nuevos, al-Mullá exigió la relación del personal asignado a la oficina del ministro y de los responsables, los traslados, las tomas de posesión y las incorporaciones de esos responsables y asesores de la oficina del ministro desde el 1 de enero de 2010 hasta el 15 de diciembre de 2011.

Igualmente, al-Mulla pidió además una relación de todo el personal nombrado en las embajadas iraquíes después de 2003 junto con su currículo, todos los datos de los directivos cuyos servicios hubieran terminado, los nombres de los estudiantes que recibieron becas para estudiar en el extranjero a partir de 2003, los países a los que fueron dichos estudiantes, sus especialidades, la relación de estudiantes que finalizaron los estudios en el extranjero y las universidades a las que estuvieron asignados y la relación de nuevos estudiantes que han obtenido becas.

En la solicitud de preguntas también estaba incluida la relación de todos los estudiantes que fueron aceptados para terminar sus estudios superiores en el curso 2010-2011, los nombres de los responsables que figuraban en los procedimientos judiciales, los rectores de las universidades, vicerrectores y decanos cuyos servicios habían finalizado, lo que volvieron a reincorporarse y los nuevos responsables nombrados en las universidades.

El 17 de abril de 2012, el ministro respondió en su declaración que la solicitud de preguntas era ilegal porque “[…] en ese interrogatorio parecía que lo que prevalecía eran los intereses partidistas, lo que supone una traición al pueblo iraquí”.

La petición afirmaba que el ministro de Educación Superior había violado la ley al homologar titulaciones, es decir, el ministro aprueba la sugerencia de homologar los títulos universitarios con los títulos religiosos (Hawza de Irán). Los estudiantes obtienen tales títulos religiosos en las universidades sin realizar los estudios de bachiller superior. La petición además explicaba en detalle cómo el ministerio violó las instrucciones y las leyes relativas a la creación de las universidades de al-Rifaa y Samarra cambiado el nombre de Universidad Islámica a Universidad Árabe. Al-Adeeb igualmente violó la ley al nombrar a Taqqi al-Mosawi y a Abu al-Timman rectores de la universidad en los gobiernos provinciales de Wasit y Muzana; aprobó una beca para Alaa Al-Mosawi, estudiante, en contra de la normativa y retrasó una multa contra uno de los responsables que falsificó un diploma (Kamil Yas Kudair), cuyos servicios finalizaron después de qué el presentara la petición al ministro.

En otro de los documentos se aseguraba que al-Adeeb nombró a muchos responsables, en contra de la normativa, tras recibir una carta de recomendación de sus amigos de política y partido, reincorporándolos una vez que habían terminado sus servicios. Al-Adeeb se muestra reacio y selectivo en la aplicación de las leyes y normas para las familias de los mártires, que deben tener prioridad en los trabajos.

Además, al-Adeeb nombró a la mujer de Hameed al-Kafari, ex portavoz del gobierno de Iraq, agregado en Londres, cuando ella solo ostenta un título de bachillerato. La nombró después de recibir una carta de su hermano, el director general de la empresa general de la construcción del Ministerio de Comercio. En la carta de fecha 3 de febrero de 2011 se mencionaba que verdaderamente esta mujer necesitaba un trabajo debido a su mala situación económica.

El 8 de julio de 2010, el tribunal federal decidió que la solicitud de Haidar al-Mula de interpelar al ministro de Educación Superior e Investigación Científica en el parlamento es ilegal, y afirma que la solicitud de interpelación carece de los requisitos legales.

Notas de IraqSolidaridad
1.- Véase sobre este mismo tema el documento presentado y aceptado por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas el pasado febrero de 2012 “La destrucción del sistema educativo”. Véase también La destrucción de la Educación Superior en Iraq, octubre de 2009.

*Dirk Adriaensens es miembro del comité ejecutivo del Tribunal BRussells.

Texto original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: