Declaración de la Asamblea Constituyente del Comité Central de Coordinación y Apoyo al Levantamiento del pueblo iraquí de La Voz de los Iraquíes en el exilio

Eman A. Khamas, BRussells Tribunal

En apoyo y en solidaridad del rebelde pueblo de Iraq en las plazas de gloria y dignidad  (“Sahat Al-Izz Wal Karama”)

La Asamblea Constituyente del Comité Central de Coordinación y Apoyo al Levantamiento del pueblo iraquí comunica la creación de su coalición nacional independiente. Lo que nos une es nuestra pertenencia al Iraq unificado y a su pueblo unido, y nuestra clara denuncia de la ocupación de Iraq y de todas las consecuencias de la misma. Somos muy conscientes de las deterioradas condiciones a las que he llegado Iraq en todos los aspectos de los ámbitos político, económico, administrativo y cultural, de la regresión en los servicios e infraestructuras, y, por encima de todo, de las violaciones de derechos humanos y de la degradación de la dignidad humana durante los últimos diez años.

Nuestro objetivo inmediato es refrendar y apoyar la pacífica revolución del pueblo iraquí que empezó hace un mes en diferentes partes de nuestro querido Iraq. Afirmamos nuestro apoyo y ponemos nuestras mentes, corazones, plumas y acciones a su servicio. Nuestro objetivo fundamental es preservar la unidad de Iraq, la dignidad de su pueblo y trabajar para reconstruirlo tal como siempre ha sido conocido desde los albores de la historia: un centro de difusión intelectual y de civilización. Creemos que el pueblo iraquí con su gloriosa historia no puede someterse a la injusticia, aceptar la indignación o quedarse fuera de la región o del resto del mundo.

Por todo ello e inspirados en los principios que han llevado a los iraquíes a levantarse en las plazas de gloria y dignidad en diferentes partes de Iraq, acordamos la formación de este comité, que incluye a delegaciones en diferentes partes del mundo, para coordinar los esfuerzos de apoyo a la revolución pacífica popular iraquí y transmitir su realidad a todo el mundo a través de los medios legales disponibles.

El comité también apoya las aspiraciones de los manifestantes de implementar todas sus exigencias legítimas, total e inmediatamente; exigencias de constituir un gobierno que respete el derecho humano de toda persona a una vida libre y digna. También pedimos a todos los organizadores de las manifestaciones que las mantengan ajenas a todo fundamentalismo sectario, étnico, tribal o político, especialmente porque estas manifestaciones se basan en los mejores conceptos y prácticas de una verdadera democracia al protestar y defender lo que creen, prácticas que demuestran nuestras concepciones civiles y el respeto al otro, y nuestra denuncia de las ideologías de odio y venganza.

El Comité Central de Coordinación tiene en cuenta todo el sufrimiento actual del pueblo iraquí: la humillación y los abusos a manos de un gobierno anegado en la corrupción financiera y administrativa, la regresión en los servicios e infraestructuras ha tocado fondo, la militarización de las ciudades y de la vida civil, las cárceles superpobladas de inocentes y de patriotas entregados que padecen abusos y torturas brutales. Todos estos abusos son los síntomas de una enfermedad  que está diezmando Iraq, una enfermedad que trajo la ocupación y para la que no hay más solución que extirparla del cuerpo iraquí, es decir, la Constitución de la ocupación y su inútil proceso político basado en conceptos enfermizos de represalia, exclusión, marginación, cuotas sectarias y alianzas traidoras que hipotecan el futuro del gran Iraq, su unidad nacional, además de su tierra y su pueblo a beneficio de intereses de partidos extranjeros a los que únicamente interesa truncar partes del cuerpo iraquí y desmembrarlo.

Por consiguiente, nos adheridos a todas las reivindicaciones de los manifestante, entre las que se incluyen: la abolición de la Constitución creada por la ocupación, la reconstrucción de un proyecto nacional iraquí que garantice los derechos de cada una de las personas, la criminalización de sectarismo, la fundación de una sociedad civil, la elaboración de unas vías de desarrollo nacional claras y bien establecidas y la creación un Estado que respete a su pueblo y sea digno de una sociedad civilizada y del gran país que es Iraq.

El Comité da la bienvenida sin ninguna condición previa a todas aquellas personas que se quieran unir, que crean en sus principios y prácticas, los cuales se resumen brevemente en los siguientes puntos:

Primero: el trabajo del Comité se basa en los siguientes pilares:

–        la unión de Iraq es sagrada. Se rechazan todos aquellos proyectos y conspiraciones para dividir Iraq sea con la justificación que sea,

–        luchar contra el sectarismo y enseñar al pueblo los riesgos de desmantelar el tejido social iraquí,

–        la prohibición de derramar sangre iraquí y el rechazo de la violencia, el odio y la venganza,

–        el rechazo absoluto de la ocupación, de sus leyes, sistemas y regulaciones,

–        el rechazo absoluto de la Constitución impuesta al pueblo iraquí bajo la ocupación y de lo que ella implica,

–        el rechazo absoluto de todas las políticas de erradicación y de exclusión.

Segundo: expresa su apoyo y solidaridad con el levantamiento del pueblo iraquí a través de todos los medios legales disponibles, cada uno de acuerdo con su pericia y capacidades: emisión de comunicados, [organización de] manifestaciones, contactos con los medios, redacción de artículos, [organización de] seminarios, encuentros y participación en conferencias.

Tercero: el Comité trabaja en comunicación directa con los manifestantes reunidos en las plazas y trata de apoyar su determinación y de trasmitir sus posturas al mundo.

Cuarto: el Comité trata de desenmascarar los intentos por parte de las autoridades de ningunear las manifestaciones, así como sus prácticas autoritarias contra ellos y el enrarecimiento de la situación a través de comités y mediaciones falsos o de descripciones falsas de las manifestaciones como sectarias.

Quinto: el Comité trabaja para dar relieve al papel internacional en la protección de los derechos humanos en Iraq. Una de sus prioridades en este sentido será transmitir la voz de las víctimas iraquíes a la comunidad internacional y a las asambleas formales e informales en los países en los que están situados sus miembros, y exigir investigaciones internacionales independientes de todas las violaciones que han tenido lugar en Iraq desde la invasión y ocupación.

En el nombre de Alá, el Clemente y Misericordioso.

“Hubo creyentes que se mantuvieron fieles a la alianza concertada con Alá. Algunos de ellos dieron ya su vida. Otros esperan aún, sin mudar su actitud”,  El Corán, 33:23

Primeras firmas del manifiesto:

 

    Abdul Karim Wahib

    Abdulmunaem Almula

    Abdul Rahim Al-Shammari

    Abdul Salam Sabi’ Al-Ta’i

    Abdul Wahid Al-Neami

    Abdula Al-Deiri

    Abdulilah Alrawi

    Abdul Kadhum Alaboudi

    Abdulsattar Al-Rawi

    Abdulwahab Abdulr    Jassim

    Abid Al-Jubouri

    Adil –Al-Sharqi

    Adil Al-Ta’i

    Abdulsalam Abdulrahim Jasim

    Ahmad Ayid Altikrity

    Ayid Al-Duleimi

    Alaa Al-Zaede

    Ali Al-Hamdani

    Ali Al-Hadithi

    Aziz Al-Kazzaz

    Behnam Keryo

    Dhia’ Al-Shammeri

    Eman Ahmed Khamas,

    Esraa’ Al-Meshhadani

    Falah Shaba Ibrahim

    Falih Hassan Shamkhi

    Fattah Yassin

    Fawaz Al-Jumeily

    Ghassan Al-Sadawi,

    Hala Hassan Al-Hamdani

    Haroun Rashid,

    Hassan Al-Khazraji

    I.M. N. Al-Jubouri,

    Ibrahim Shaba Ibrahim,

    Issam Al-Mudarres

    Jabbar  Al-Yasiry

    May Al-Taha

    Maythem Al-Zaidy,

    Mazen Al-Temimi

    Mouwaffaq Mahmoud Jassim

    Muhammad Al-Sheikhli

    Muhammad Tariq Al-Darraji

    Muhannad Al-Tekrity

    Mustafa Kamil

    Naji Haraj,

    Omar Al-Janabi

    Riyadh Al-Ayoobi

    Saad Al-Daghman

    Saad Yassin

    Sabah Al-Khozai

    Sabah Al-Mukhtar

    Salam Al-Shamma’

    Salam Musafir

    Sami Al-Baiaty

    Sara Al-Sheikhli

    Sarmed

    Shafeek  Mulla-Jassim

    Sirwan Baban

    Souad Naji Al-Azzawi

    Thabit Zuhair Rasheed

    Thaer Abdul Sattar Yassin

    Uday Ibrahim Abbas

    Wajdi Anwar Mardan

    Wisam Al-Badri

    Wisam Al-Sheikhli

    Yasmine Jawad Alturrihi,

    Yousra Khalid Al-Naseer

    Khalid Ibrahim

    Dhia’ Al-Saffar

 

Traducido del árabe al inglés por Sarmad Saadiddeen y del inglés al castellano por Beatriz Morales Bastos

Fuente: http://www.brussellstribunal.org/article_view.asp?id=744#.UQzX4XYRgUM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: