Diez años después de la criminal ocupación de Iraq

“Es hora ya de una vez de saldar nuestra deuda con Iraq; es hora de que se investigue, depuren y encarcelen a los responsables individuales y colectivos de la comisión de los crímenes de guerra cometidos desde 2003; hora de sentar en el banquillo a quienes asesinaron al periodista español José Couso; hora de depurar responsabilidades por la malversación del dinero enviado por los distintos países para la reconstrucción de Iraq y de exigir la compensación moral y económica debida a la población civil de acuerdo con la legalidad internacional”

El Ideal

Maite Molina Navarro, concejal de IULV-CA. Ayuntamiento de Granada

Edición de IraqSolidaridad, 20 de marzo de 2013

Muchos de los edificios de Faluya que fueron destruidos o dañados en 2003, siguen sin repararse [Dahr Jamail/ Al Jazeera]

Muchos de los edificios de Faluya que fueron destruidos o dañados en 2003, siguen sin repararse [Dahr Jamail/ Al Jazeera]

Hoy se cumplen 10 años desde que la coalición internacional liderada por EEUU y Reino Unido, con la colaboración de las tropas españolas, invadieron brutalmente Iraq provocando con esta acción bélica y sus secuelas la muerte de más de millón y medio de iraquíes y cinco millones de desplazados internos y externos, así como la destrucción de las infraestructuras más imprescindibles y su sistema económico. Fruto de la ocupación en Iraq ha quedado un régimen político corrupto y sectario caracterizado por la violación cotidiana de los derechos humanos.

A lo largo de esta década, han quedado probados crímenes de guerra y contra la humanidad atestiguados estos hechos por diversas organizaciones de derechos humanos y testimonios de las propias víctimas. En Iraq se ha atacado deliberadamente a la población civil, se ha usado armamento prohibido por las convenciones internacionales, entre otras, las bombas racimo, armamento convencional revestido de uranio empobrecido y agentes químicos como el fósforo blanco o el agente naranja.

Hoy, Iraq tiene todos los servicios públicos destruidos y el derecho a la vida se viola sistemáticamente. En 2012, de modo secreto, volvieron 3.000 tropas estadounidenses mientras que el pueblo iraquí seguía en manos de los intereses de EEUU e Irán. El primer ministro Maliki es responsable directo de 65 ejecuciones de personas en el año 2012, el doble que en 2011 y seis veces más que en 2010. Los procesos judiciales son una farsa donde no hay garantías procesales, los detenidos no tienen derechos, la tortura a los presos políticos es una constante, así como las muertes producto de la misma,  y los abusos sexuales.

En la actualidad existen 65.000 presos, 97 son mujeres; de ellos, 6.000 personas (95 mujeres) están detenidas sin haber tenido un juicio previo.

España tiene una responsabilidad clara y directa con el pueblo de Iraq y su primera respuesta debe ser solicitar la paralización del Acuerdo de Asociación y Cooperación UE-Iraq hasta que el pueblo iraquí recupere su soberanía y cuente con un sistema democrático, además de abrir una investigación sobre los últimas noticias aparecidas respecto a las torturas cometidas por soldados españoles a presos iraquíes de las que recibir el tratamiento de «hechos aislados» como toda respuesta desde el Gobierno es otro síntoma más de su falta de interés y compromiso con las atrocidades cometidas con el pueblo iraquí. ¡Cuántas cosas se desconocen públicamente por la manifiesta intención de ocultar información sobre estas actuaciones aberrantes y constitutivas de delito contra los derechos humanos!

Es hora ya de una vez de saldar nuestra deuda con Iraq; es hora de que se investigue, depuren y encarcelen a los responsables individuales y colectivos de la comisión de los crímenes de guerra cometidos desde 2003; hora de sentar en el banquillo a quienes asesinaron al periodista español José Couso; hora de depurar responsabilidades por la malversación del dinero enviado por los distintos países para la reconstrucción de Iraq y de exigir la compensación moral y económica debida a la población civil de acuerdo con la legalidad internacional y es hora de apoyar a levantar un país en el que España ha colaborado en su destrucción, y que se haya en una trágica situación de desmantelamiento de todo su sistema de bienestar social. España fue parte de estos hechos y, por lo tanto, responsable.

Desde IU queremos mostrar nuestro apoyo, una vez más, al pueblo iraquí. Decimos no a la guerra y exigimos investigación y depuración de responsabilidades. La guerra nunca está justificada, las guerras no son preventivas, las guerras las hacen quienes no mueren en ellas para sacar, en este caso, grandes beneficios económicos a costa del petróleo iraquí y a costa de muchas muertes, torturas y destrucción total. Seamos dignos de estar en el siglo XXI y empecemos a construir civilización.

2 comentarios to “Diez años después de la criminal ocupación de Iraq”

  1. nurdatkir Says:

    Completamente de acuerdo, no existe justificación para la guerra,no existen guerras preventivas, toda guerra es un acto de lesa humanidad, no tiene otra definición. Saludos!

  2. Fran Says:

    Me parece lógico oponerse a la guerra y ocupación de Iraq,un genocidio en toda regla y una guerra imperialista para apoderarse del principal recurso energético de dicha nación, el petróleo, personalmente expreso todo mi apoyo al pueblo iraquí en su lucha contra los invasores imperialistas, pero también no hace mucho en Libia se perpetró otra invasión similar con los mismos objetivos(utilizando a mercenarios llamados rebeldes) y no se le da(tampoco se le dió al principio) la misma importancia, incluso España tuvo una actuación más negativa que en Iraq ya que aviones españoles se dedicaron a bombardear a los libios con mortales bombas de fósforo blanco.
    Tampoco hubo movilizaciones en la calle contra dicha guerra genocida en Libia(contra la guerra en Iraq sí que las hubo y yo también participé en ellas), es de deducir que fue debido a la composición del gobierno en aquellos momentos, precisamente el partido en el que milita la autora del texto tampoco movió un dedo por organizar protestas en la calle , así pues, más coherencia y menos hipocresía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: