Convertir lo viejo en nuevo: al-Arabiya entrevista en ‘exclusiva”’ a Tarek Aziz

Gilles Munier*

France-Irak-Actualité, 20 de abril de 2013

IraqSolidaridad, 3 de mayo de 2013

Traducido del francés para IraqSolidaridad por Rocío Anguiano Pérez

Tareq Aziz

Tareq Aziz. (Foto ANP/AFP) 

Cuando la cadena al-Arabiya anunció que iba a emitir, el viernes 18 de abril, una entrevista “exclusiva” a Tarek Aziz realizada por Ali al-Dabbagh, exportavoz de Nuri al-Maliki, ni mentía ni lanzaba realmente una primicia.

La entrevista se difundió como estaba previsto, y todo el mundo pudo constatar que el ex viceprimer ministro iraquí, condenado a muerte, no presentaba tan mal estado de salud como afirma a menudo su hijo Ziad. El problema es que se trataba de una entrevista de hace dos años y medio…

En un artículo publicado el pasado mes de enero [1], Felicity Arbuthnot, periodista de investigación independiente británica, revelaba que Ali al-Dabbagh había visitado a Tarek Aziz en su celda, acompañado de dos jueces, y se había comprometido a estudiar su caso, pero la promesa no se había cumplido. El ex dirigente iraquí declaró entonces a Badie Aref, su abogado iraquí: “[…] Prefiero que me ejecuten a seguir en esta situación” [2].

La esposa de Tarek Aziz, refugiada en Amán, aseguró que su marido seguía teniendo graves problemas de salud y se sorprendió por la difusión de esta antigua entrevista. Ali al-Dabbagh reconoció que la entrevista databa de finales del 2010 y afirmó que había visitado al prisionero en su calidad de diputado, con la conformidad del Tribunal Supremo, hoy disuelto. [3]

Hay que recordar que, en 2012, Ali al-Dabbagh dimitió como portavoz del gobierno, tras haber sido acusado de corrupción en un caso de un gigantesco contrato de armamento —4,2 mil millones de dólares— con Rusia [4]. Manteniendo su relación con Nuri al-Maliki, se habría instalado en un emirato del Golfo.

Sin duda, no es casualidad que la entrevista a Tarek Aziz —comprada, según dicen, a precio de oro por al-Arabiya— se emitiera justo antes de las elecciones provinciales. Con la esperanza de recuperar terreno en la opinión pública, el Primer Ministro iraquí jugaba a dos bandas. Por una parte, atraía a los baacistas supuestamente moderados a quienes representaría Tarek Aziz y, por otra, movilizaba a los chiíes proiraníes al persiguer a Izzat Ibrahim al-Duri, jefe de la resistencia baacista clandestina, cuya presencia en Dur, su ciudad natal, había sido anunciada el pasado 17 de abril, ‘según una fuente segura’, por sus servicios secretos [5]. El toque de queda y el registro —una a una— de las casas de Dur por parte de las fuerzas especiales del gobierno no dio ningún resultado.

Notas 
1. Felicity Arbuthnot, “Illegal Invasions, Rogue States, Forgotten Victims and a Shaming Plea”, Global Research, , 31 de enero de 2013.
2. Gilles Devers, “Tarek Aziz demande à être exécuté”, Actualités du droit, 10 de junio de 2011.
3. Shafaq News, “Dabbagh expresses his impressions after meeting Tareq Aziz”, 20 de abril de 2013
4. “Maliki’s Spokesman Resigns Over Russian Arms Deal Scandal“, Al Monitor, artículo publicado en Al-Hayat, 30 de noviembre de 2012.
5. “Iraqi troops close in on Saddam ally Izzat Ibrahim al-Douri“, The Guardian, 18 de abril de 2013. Véase también “La police irakienne recherche un ancien proche de Saddam Hussein“, Reuters, 18 de abril de 2013.

Texto original en francés disponible aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: