Archive for the ‘Crímenes contra los académicos y la Educación Superior// Crimes against Iraqi Academia’ Category

Científicos y médicos iraquíes amenazados

5 agosto, 2011

Por Dina al Shibeeb*
Al Arabiya, 4 de agosto de 2011

Traducido para IraqSolidaridad por Paloma Valverde

Médicos y científicos iraquíes manifiestan, cada vez con más frecuencia, su gran preocupación por la amenaza que supone para sus vidas el aumento de asesinatos entre sus colegas, al mismo tiempo que el débil gobierno iraquí es incapaz de protegerlos.

La última víctima en la locura de los asesinatos premeditados fue Zaid Abdul Munim, director del Departamento de Investigación Molecular de la Universidad bagdadí de al-Munstansiriya, quien fue asesinado el pasado 3 de abril a consecuencia de una bomba colocada en su coche. Antes de este asesinato, Mohammed Alwan, un reputado cirujano de Bagdad y Decano de la Facultad de Medicina de la misma Universidad, fue asesinado el 29 de marzo. Ninguno de los dos hombres asesinados tenía afiliación política conocida.

“Un gobierno que no puede proteger a sus ciudadanos no merece gobernar”, afirma Hikmat Jamil, director del grupo Sociedad Internacional de Científicos Iraquíes, fundado por él mismo junto con un catedrático de Medicina de la Universidad Estatal de Wayn, en Michigan. “Hemos enviado cartas a la Universidad de al-Munstansiriya y al gobierno condenando el asesinato del Doctor Munim”, declara a alarabiya.net.

A finales de 2006, el diario británico The Independent calculó que el número científicos iraquíes asesinados estaba alrededor de los 470. La información aportada por el Colegio de Médicos de Iraq calcula que sólo entre los profesionales de la sanidad han sido asesinados alrededor de 500 y que más de 7.000 se han visto obligados a abandonar el país, después de recibir amenazas de muerte.

Los analistas se han planteado diversas teorías de por qué los médicos y los científicos son el objetivo de los asesinatos pero no hay ninguna teoría que se sustente. Algunos señalan a la inteligencia israelí; otros creen que Estados Unidos es consciente de los asesinatos planificados pero en silencio los apoya.

“Los asesinatos premeditados no han dejado de sucederse desde 2003 y creo que continuarán en un futuro cercano”, dice Iyad al-Zamily, fundador y director de la web cultural iraquí Kitabat.com, con sede en Alemania. “Algunos académicos se han visto obligados a buscar protección en las milicias y en los partidos políticos, cambiar sus puntos de vista políticos y pasar desapercibidos, puesto que el gobierno no es capaz de protegerlos”, añade.

Al-Zamily afirma que cree que hay soluciones para combatir esos asesinatos premeditados, pero estos crímenes se difuminan entre las divisiones políticas y los gravísimos problemas de seguridad.

Al mismo tiempo que los parlamentarios iraquíes piensan en leyes para proteger a los médicos iraquíes, llevan armas, porque como afirma al-Zamily, “al final, todos los iraquíes necesitan protección ya que todo el mundo es un objetivo”.

Adil E. Shamú, un iraco-estadounidense, experto analista del grupo de análisis Foreign Policy In Focus en Washingon, y autor de “Quién asesina a los académicos iraquíes?”, afirma que “Las pruebas son suficientes para garantizar que un organismo independiente realice una investigación completa. Los iraquíes, los estadounidenses y el mundo necesitan saber la verdad”.

Los seis miembros del Consejo de Cooperación del Golfo [Gulf Cooperation Council], apelaron al gobierno de Obama para que “abriera una investigación seria y transparente” sobre los posibles “crímenes contra la humanidad”.

En 2003, antes del derrocamiento del entonces presidente Sadam Huseín, Iraq era conocido por su sistema de salud; tecnológicamente sus instalaciones eran más modernas que la mayoría de las existentes en los países de Oriente Próximo; también antes de la invasión anglo-estadounidense, los estudiantes de la región acudían en tropel a las universidades de Bagdad y a otras instituciones educativas iraquíes.

*Dina al-Shibeeb es periodista de plantilla del diario Al Arabiya en su edición en inglés.
Texto original en inglés en: http://english.alarabiya.net/articles/2011/04/09/144874.html

Anuncios

IRAQI PROFESSOR MURDERED IN KIRKUK

24 julio, 2011

(AFP) – Jully 23, 2011

BAGHDAD — Separate bomb and gun attacks on Friday killed five Iraqi policemen and a doctor and wounded 17 other people in Baghdad, Baquba north of the capital, and Kirkuk, security officials said.

In the oil city of Kirkuk, 240 kilometres north of the capital, police said a paediatrician was killed in his car.

They said Ibrahim Shaeer Jabbar al-Jumaili, 55, who also teaches medicine at the university, was murdered after he resisted attempts by four people to kidnap him.

An official with the security services said there have been at least 45 abductions in Kirkuk since the start of the year, with most victims coming from well-to-do families.

In mid-July another paediatrician Safi Harzan, 48, was freed after his family paid a half-million-dollar ransom.

June was the deadliest month in Iraq so far this year, with 271 people killed in attacks including 155 civilians, 77 policemen and 39 soldiers, according to a government count.

Celebrado en Gante un encuentro en defensa de la universidad iraquí

29 marzo, 2011

“Conferencia  Internacional sobre la Situación de la Universidad Iraquí: en Defensa de la Educación en Tiempos de Guerra y Ocupación”

Nota informativa de la CEOSI
IraqSolidaridad (www.iraqsolidaridad.org), 29 de marzo de 2011

“Las denuncias de los profesores universitarios iraquíes se centraron en la utilización de las universidades como centros de poder sectario, la campaña de asesinatos sistemáticos de académicos, la eliminación de las mujeres del sistema educativo, la desaparición de los requisitos de calidad previos a la ocupación o la utilización de títulos fraudulentos. Por otra parte, también se ha puesto de manifiesto la cada vez mayor colaboración entre algunas ONG y las fuerzas ocupantes, la militarización de la ayuda humanitaria para proyectos educativos y la utilización de la propaganda en las escuelas para incrementar la aceptación de los jóvenes de las fuerzas ocupantes y las entidades nacionales colaboradoras.”

La Campaña Estatal Contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq (CEOSI) participó en la “Conferencia  Internacional sobre la Situación de la Universidad Iraquí: en Defensa de la Educación en Tiempos de Guerra y Ocupación”, celebrada en la Universidad de Gante (Bélgica) del 9 al 11 de marzo de 2011. La Conferencia estuvo organizada por el Tribunal BRussells junto con el Grupo de investigación de la Universidad de Gante de Oriente Próximo y Norte de África (MENARG en sus siglas en ingles) con el apoyo de otros grupos internacionales, entre ellos la CEOSI [1]. La Conferencia de Gante es la continuación de la primera celebrada en Madrid en 2006 [2] y organizada por la CEOSI, y cuyo resultado más destacado fue la condena del asesinato de docentes iraquíes por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas [3].

La Conferencia se inauguró en el Peristilo del Aula Magna de la Universidad de Gante, donde se celebró la ceremonia de la firma de la Declaración de Gante en Defensa de la Universidad  Iraquí, acto que estuvo presidido por Paul Van Canwerberge, Rector de la Universidad, junto con prominentes académicos iraquíes y belgas y otras personalidades.
Hans von Sponeck, diplomático, ex asesor personal del Secretario de Naciones Unidas y coordinador de las Operaciones Humanitarias en Iraq de Naciones Unidas (UNOHCI) durante los años 1998-2000 hizo entrega de esta Declaración a Marie-Paule Roudil, representante de la UNESCO ante Bélgica.

Participación iraquí e internacional

Las numerosas ponencias corrieron a cargo tanto de académicos europeos y estaodunidenses, quienes reflexionaron sobre las consecuencias de la ocupación de Iraq en el sistema educativo del país, como de académicos iraquíes, quienes denunciaron la desesperada situación en la que se encuentra el sistema de educación superior en Iraq, víctima de una campaña de destrucción sistemática desde el comienzo de la ocupación del país en el año 2003. Entre los ponentes se encontraban figuras tan destacadas como Hans Von Sponeck, el escritor iraquí Mahmud Al-Taie, Souad Al-Azzawi (ex-vicerrectora de Asuntos Científicos de la Universidad Mamoun y destacada investigadora iraquí), Riad al Dabbag (antiguo Rector de la Universidad de Al-Mustansiriya, Bagdad), Ahmed A.K. Jeder (presidente de la Asociación de Profesores Universitarios de Iraq) y Raymond Baker (profesor de Política Internacional del Trinity College de EEUU y de la Universidad Americana de El Cairo), entre otros.

Las denuncias de los profesores universitarios iraquíes se centraron en la utilización de las universidades como centros de poder sectario, la campaña de asesinatos sistemáticos de académicos (312 registrados en la actualidad, [4]), la eliminación de las mujeres del sistema educativo, la desaparición de los requisitos de calidad previos a la ocupación o la utilización de títulos fraudulentos. Por otra parte, también se ha puesto de manifiesto la cada vez mayor colaboración entre algunas ONG y las fuerzas ocupantes, la militarización de la ayuda humanitaria para proyectos educativos y la utilización de la propaganda en las escuelas para incrementar la aceptación de los jóvenes de las fuerzas ocupantes y las entidades nacionales colaboradoras.

Presencia de la CEOSI

La CEOSI estuvo representada en la Conferencia de Gante por dos de sus miembros. Pedro Rojo, coordinador de la CEOSI en Oriente Próximo, fue el responsable de moderar la mesa que llevó por título “Académicos iraquíes en el exilio”, cuyos objetivos fueron, por una parte, examinar la situación humanitaria, política y social de los académicos en el exilio y, por otra, estudiar las posibles formas de coordinación entre académicos que les permitan denunciar su situación de forma colectiva. Asimismo, fue el coordinador de uno de los talleres de la Conferencia que se diseñó para planificar las herramientas de denuncia internacional de la situación de la educación superior  en Iraq y de la frágil situación de los académicos en la diáspora iraquí.

La Conferencia de Gante se clausuró con la puesta en común de los aspectos más relevantes de la situación actual de los profesores universitarios iraquíes tanto dentro como fuera del país. En la última sesión plenaria se consensuaron las actividades a realizar en el futuro para defender el mundo universitario iraquí y recuperar sus niveles de calidad previos a la ocupación de 2003.

Notas de Iraqsolidaridad:
1.      Véase: Seminario Internacional sobre la situación de los Académicos iraquíes

2.      Véase en IraqSolidaridad su declaración final: Declaración final del Seminario Internacional sobre el asesinato de docentes y personal sanitario en Iraq

3.      Declaración de la CRUMA en: La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas condena el asesinato de docentes en Iraq

4.      Véase la lista actualizada en: Lista de docentes universitarios asesinados en Iraq durante el período de ocupación

Call for action to the scientific and political community

27 marzo, 2011

Long term effects of contemporary weaponry on the reproductive life of civil population

 

The long standing demand for justice and reparation of populations aggressed in the recent wars in the Middle east and Mesopotamia has a specific and dramatic side in the damages to their reproductive life, which amounts to high frequency of miscarriages and of children born with defects, and consequent inabilities for them and impairment of the sustainability of family’s lives.

New studies (1) have shown that the increased rate of birth defects and miscarriages in Falluhja, Iraq manifested itself in time, starting from the beginning of the war to Iraq, and that birth defects presentation has increased since, and is not declining in 2010.

They have also shown that the Falluhja population as a whole carries a high load of teratogenic and carcinogenic metals of kinds associated with contemporary weaponry.

These findings require that the scientific community be involved in extending independent research on the causes, modalities and mechanisms of the presentation of miscarriages and birth defects in populations aggressed with contemporary weaponry in Iraq, Afghanistan, Lebanon, Gaza and today Libya, to define the extension of the damage they produce for the present and for future generations of the populations, and to study and implement methods of remediation or reduction of the damage.

Although the task of researching is often difficult due to local and international unwillingness to face the long term consequences of wars that were justified as “necessary, humanitarian, preventing and anti-terror, for civilization an democracy”, and seeing the conjunct opposition of aggressors and local governments set up in occupations, the fragility of the local professionals that are often at risk,  these studies are necessary to grant justice, reparation for the victims and truth on the long term consequences on general health of the civilian population.

They are especially necessary to prevent further damages in the next generations in these countries and to ensure support for the existing victims.

This call follows a previous one issued before (2), and reinforces the request of attention, in view also of the new data.

We call urgently scientist to engage independently in these researches, in conjunction with willing local partners.

We ask the international institutions for Health and Human rights to became sponsors of independent research in the field, to publicize and establish grants to this aim.

We call on potential independent funding sources to announce their willingness to finance these kind of research.

We ask that this will be done on the basis of public and transparent  modalities of projects selection and management.

Newweapons research group, March 25, 2011

www.newweapons.org

reach us at info@newweapons.org

1- http://www.newweapons.org- High prevalence data and increase in time of birth defects in Fallujah, Iraq: historical reproductive life and hair metal load in newborns and children with birth defects and their families. March 25, 2011

2- http://www.newweapons.org/?q=node/118#attachments

Resumen de la ponencia de la Dra. Souad N. al-Azzawi* en el Seminario Internacional de Gante

26 marzo, 2011

Seminario Internacional sobre la situación de los académicos iraquíes  Universidad de Gante

La ocupación estadounidense de Iraq relega a la mujer al excluirla de la educación**

Los antecedentes

La preeminencia real de la mujer en la sociedad iraquí dio comienzo durante las décadas de los 60 y 70 del siglo pasado gracias a la educación y a los gobiernos seculares iraquíes. Tres leyes fundamentales como la Ley de Erradicación del Analfabetismo de 1971, la Ley de la Educación Libre de 1974, que se aplicaba a todos los niveles, incluida la educación superior, y la Ley de Educación Obligatoria de 1978 junto con otras leyes de apoyo, empujaron a la mujer iraquí a exigir sus derechos económicos, civiles y políticos. Durante dos décadas, la situación de la mujer en Iraq fue líder respecto a los países de la región. El analfabetismo de la mujer descendió de un 91% en 1957 hasta un 12% en 1990. Durante la década de 1990, el número de profesoras universitarias e investigadoras constituía más del 30% del número total de profesores e investigadores en la Universidad. En la década de 1980 ya el 67% del profesorado de educación primaria, secundaria y preuniversitaria en todo el país eran mujeres.

La legislación relativa a la igualdad de la mujer en Iraq se reflejaba ya en el artículo 19 de la Constitución de 1970, que establece que todos los ciudadanos son iguales ante la ley con independencia del género, filiación, lengua, origen social o religión.

Al final de la guerra irano-iraquí, la mujer iraquí acaparó el 47 % de los puestos ministeriales y de las oficinas de gobierno y el 12% de los puestos con responsabilidades decisorias.

El período de sanciones (1991-2003)

En 1991, Estados Unidos lanzó una guerra muy agresiva contra la infraestructura civil iraquí (puentes, centros de salud, redes de telecomunicaciones, depuradoras y centros de tratamiento de aguas, colegios y universidades, redes y estaciones eléctricas, etc.) con la finalidad de preparar la invasión y ocupación de Iraq de 2003.

El primer golpe para los derechos de la mujer en Iraq se produjo precisamente tras la destrucción de esta infraestructura civil. La imposición de sanciones económicas −desde 1991 hasta la ocupación anglo-estadounidense de 2003−, jugó un papel fundamental en detener el progreso de la mujer en la sociedad porque el comité de sanciones, dominado por las autoridades estadounidenses y británicas, calificó como “no esencial” la mayor parte del material escolar, tal como pizarras, tizas, lápices, cuadernos y folios. Además, el 84% de las escuelas necesitaban rehabilitación y la contribución del programa petróleo por alimentos aportaba escasos recursos para mejorar estas condiciones.

Según el informe de la UNESCO en el curso 1995-1996 se produjo un descenso en el nivel de exigencia en la educación general, en concreto el 91,7% en primaria, el 39% en secundaria (niños y niñas de 12 a 14 años) y un 16% en bachillerato (de 15 a 17 años). Estos datos colocaron a Iraq por detrás de los países de Oriente Próximo de 1991 a 1996.

Pero las sanciones no sólo afectaron al sistema educativo iraquí sino a todos los aspectos de la vida iraquí y especialmente a las mujeres y a los niños. El miedo a los bombardeos anglo-estadounidenses sobre las zonas de exclusión aérea iraquí hizo imposible que los niños y los jóvenes siguieran con normalidad sus estudios, de forma que las cifras de analfabetismo alcanzaron niveles tremendamente alarmantes. Para evitar el colapso de la educación superior, el gobierno iraquí intentó paliar el problema mediante la Ley de Rehabilitación de la Educación Superior de 1993. La finalidad de esta ley fue minimizar el impacto de la fuga de cerebros de las universidades iraquíes que se produjo durante el período de sanciones. Se triplicó el salario del personal de las Facultades y se pusieron en marcha otra serie de beneficios.

El Ministerio de Educación Superior abrió las puertas para la realización de programas de postgrado  con la finalidad de que pudieran sustituir a los profesores que habían abandonado sus trabajos y el país. Algunas mujeres sin obligaciones familiares dejaron sus trabajos fuera de la Universidad para realizar uno de estos másteres y doctorados. A partir de 1995El resultado fue un retroceso generalizado en las carreras de las mujeres relacionadas con la industria, la construcción, la sanidad y el comercio, al mismo tiempo que un incremento en el número de mujeres con títulos de postgrado que trabajaban en las Facultades.

A pesar de las duras condiciones que se vivían en Iraq debido a las sanciones económicas, se crearon cinco universidades estatales para garantizar que como mínimo hubiera una universidad en cada demarcación regional de Iraq.

La ocupación

Las operaciones militares de la invasión de 2003 con la destrucción, por segunda vez, de todos los servicios y las infraestructuras civiles, la disolución del ejército y de las fuerzas de seguridad, dejaron al país sumido en el caos más absoluto.

Durante la operación “Conmoción y pavor” [en la invasión de Iraq en 2003], las fuerzas invasoras introdujeron en el país a miles de mercenarios y bandas criminales desde los países vecinos. Fuimos testigos de cómo esas bandas atacaban sistemáticamente las universidades, los colegios, los ministerios, los hospitales, los ayuntamientos, los museos, etc., bajo la supervisión de las tropas estadounidenses. Un 84% de los institutos y de los colegios de primaria padecieron daños, fueron saqueados, incendiados u ocupados por las fuerzas invasoras o sus bandas y mercenarios.

En su informe de 2003, la Unesco afirmaba que  el sistema educativo iraquí anterior a 1991 era uno de los mejores de la zona con cerca de un 100% de escolarización en primaria y un alto nivel de alfabetización, tanto en hombres como en mujeres. La educación superior, especialmente las instituciones científicas y técnicas, mantenían un nivel internacional y estaban regidas por personal con muy alta cualificación.

El movimiento de resistencia a la ocupación de Faluya se inició cuando un reducido número de estudiantes se manifestaron contra las tropas estadounidenses que estaban ocupando su instituto y les impedían asistir a sus clases para terminar el curso escolar. Las tropas estadounidenses abrieron fuego desde la escuela y asesinaron a varios alumnos. Los padres empezaron a atacar a las tropas y a las fuerzas de seguridad por los crímenes cometidos contra sus hijos.

La ocupación estadounidense de Iraq ha destruido los logros conseguidos por la mujer a lo largo de más de 40 años. Según el informe de la Oficina de Coordinación Humanitaria de Naciones Unidas, para 2007 el analfabetismo de la mujer aumentó en más de un 50% desde el inicio de la Ocupación. En 2007, sólo el 28% de las jóvenes de 17 años (edad en la que obtienen el título para acceder a la Universidad) se presentó a los exámenes finales.

El 25% de cuota de participación femenina en el Parlamento iraquí supone únicamente una representación política simbólica porque mejora la imagen de la Ocupación. La cuota de mujeres en la Zona Verde es la cuota de las mujeres que representan a la ocupación no a la población femenina iraquí. Los datos y cifras de esta ponencia demuestran que el retroceso del papel de la mujer en la sociedad iraquí empezó y ha continuado durante los 20 años de sistemáticas agresiones estadounidenses, las cuales forman parte de un plan premeditado para destruir el entramado social iraquí y su Estado y controlar su petróleo y otros recursos energéticos.

El proceso político instaurado por la Ocupación estuvo controlado por clérigos proiraníes que empujaron a la sociedad iraquí a una lucha sectaria. Esto se traduce en cosas simples y cotidianas. Por ejemplo, la mujer iraquí hoy no puede salir a la calle ni acudir siquiera a la Universidad sin llevar la cabeza cubierta e ir acompañada de un hombre. El terror constante a sufrir un secuestro o una violación a manos de las milicias –financiadas, mantenidas y apoyadas por el gobierno iraquí− impide que la mayoría de las jóvenes acudan a clase de forma regular, aunque estén matriculadas, tal y como indican las estadísticas.  En la mayoría de las universidades y de los institutos, las jóvenes acuden únicamente a los exámenes finales lo que provoca un alto porcentaje de fracaso y de repetidores.

Según estudios llevados a cabo por la autora de esta ponencia, el 47% de las mujeres desplazadas entrevistadas tienen un título de educación superior pero no tienen trabajo, mientras que el fracaso escolar que afecta a sus hijos es del 54,6% en los chicos y del  45.2% en las chicas. El 45% de todos estos casos de fracaso escolar se deben exclusivamente a la emigración forzosa. Si a esto se une la falta de seguridad, el porcentaje total de fracaso escolar supera el 75%.

Recomendaciones para evitar la discriminación de la mujer en Iraq

1.- Retirada total de todas las fuerzas ocupantes de Iraq, destitución en pleno del gobierno sectario y abolición de la Constitución impuesta por la ocupación.

2.- Reconstrucción del sistema educativo nacional que existía en Iraq antes de la Ocupación. Un sistema alejado de cualquier tipo de sectarismo religioso, racismo, favoritismo político y desigualdad de género.

3.-  Establecer un sistema de igualdad de oportunidades que garantice la igualdad de la mujer al margen de cualquier consideración política.

4.-  La educación de la mujer y su lugar en la sociedad se ha de considerar un factor esencial en el desarrollo social y económico de Iraq.

5.- Ayudar a las profesoras e investigadoras universitarias en la diáspora a recuperar sus puestos de trabajo en sus Universidades, para lo cual es necesario expulsar a las milicias armadas.

6.-  Mismos derechos y oportunidades para las mujeres tanto para acceder a  puestos de responsabilidad como para asistir a conferencias y a cualquier actividad académica fuera o dentro de Iraq.

7.- Las milicias sectarias del gobierno no tienen ningún derecho a imponer su código de vestuario fundamentalista a la comunidad femenina universitaria, incluidas las alumnas.

* La Dra. Souad N. al-Azzawi fue vicerrectora de Asuntos Científicos de la Universidad de Al-Mamoun de Bagdad. Catedrática de Ingeniería Medio Ambiental de esa misma Universidad, fue galardonada con el premio 2003 “Futuro Libre de Energía Nuclear” por su trabajo sobre contaminación medioambiental en Iraq tras la Guerra del Golfo.

**Presentamos aquí un resumen de la ponencia de la Dra. Al-Azzawi en la Conferencia internacional de Gante, disponible en su totalidad en inglés en: http://www.brussellstribunal.org/pdf/IraqiWomen_Azzawi_100311.pdf

Tres nuevos asesinatos de profesores universitarios iraquíes en Bagdad, Tikrit y Mosul. Desde el inicio de la ocupación de Iraq han sido asesinados 312 profesores universitarios iraquíes.

20 marzo, 2011

IraqSolidaridad: 19-03-2011

(English below)

Saad Abdul Jabar: profesor de la Universidad Tecnológica de Bagdad. Saad Abdul Jabar fue asesinado por un grupo de hombres provistos de armas con silenciadores el 26 de febrero de 2011 cuando conducía su vehículo por Al-Siyada, un distrito del suroeste de Bagdad. [Fuente: Agencias Asuat Al-Iraq, 26 de febrero de 2011 (http://ar.aswataliraq.info/Default1.aspx?page=article_page&id=273334&l=1), y Yaqen, 27 de febrero de 2011 (http://www.yaqen.net/Portal/news.php?action=view&id=15416).]

Aiad Ibrahem Mohamed Al-Jebory: profesor de Neurocirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tikrit. El Dr. Al-Jebory fue detenido junto con su hermano durante una operación militar en la localidad de Al-Haweja la noche del 6 de marzo de 2011. Su cadáver fue entregado en el Hospital de Tikrit al día siguiente, mientras que se desconoce el destino de su hermano. [Fuente: fuentes universitarias iraquíes a la CEOSI, 10 de marzo de 2011.]

Amer [identidad desconocida]: profesor de la Facultad de Ciencia Islámica de la Universidad de Mosul. Asesinado el 6 de marzo de 2011 cuando se dirigía a su trabajo en el Facultad por un grupo de hombres con armas con silenciador. [Fuente: fuentes universitarias iraquíes a la CEOSI, 10 de marzo de 2011.]

List of Iraqi academics assassinated in Iraq during the US-led occupation

(Updated: 03-19-2011) Academics assassinated: 312.
Spanish Campaign against the Occupation and for the Sovereignty of Iraq.

Saad Abdul Jabar: professor at  the Technological University in Bagdad.  Assassinated in Al-Siyada district, Southwest Baghdad, while driving his car by murderers using silenced guns on 26 February, 2011.  [Source: Asuat Al-Iraq agency, 26 February  (http://ar.aswataliraq.info/Default1.aspx?page=article_page&id=273334&l=1), and Yaqen agency, 26 February, 2011 (http://www.yaqen.net/Portal/news.php?action=view&id=15416).]

Amer [unknown complete identity]: professor at College of Islamic Science, Mosul University.  Assassinated on his way to College by murderers using silenced guns on 6th March 2011. [Source: CEOSI Iraqi university sources, 10 March, 2011].

Aiad Ibrahem Mohamed Al-Jebory :  Neurosurgeon specialist at the College of Medicine in Tikrit University. Picked up with his brother during a military raid on his village in Al Haweja on the night of 6th March 2011. His body was delivered the following day to Tikrit Hospital. His brother’s fate is unknown. [Source: CEOSI Iraqi university sources, 10 March, 2011].