Archive for the ‘Cultura /Culture’ Category

Casa Bábili, una novela gráfica sobre Iraq (Ed. Norma, 2013)

14 marzo, 2013

“Casa Bábili es un proyecto innovador ya que en el mercado internacional del cómic no existe ningún título que trate sobre el Iraq actual, ni en español, ni tampoco en inglés o en árabe”

IraqSolidaridad (www.iraqsolidaridad.org), 12 de marzo de 2013

Casa Babili foto presentaciónE32

Casa Bábili : Un proyecto innovador

El proyecto Casa Bábili nace del interés de la Fundación Al Fanar para el Conocimiento Árabe y de la Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq (CEOSI) por acercar al lector occidental la vida de los ciudadanos iraquíes tras la ocupación estadounidense en 2003. Casa Bábili es un proyecto innovador ya que en el mercado internacional del cómic no existe ningún título que trate sobre el Iraq actual, ni en español, ni tampoco en inglés o en árabe.

Además la versión en papel editada por Norma Editorial, Casa Bábili tendrá formato electrónico en tres lenguas: español, árabe e inglés. La versión electrónica pronto estará disponible no solo en su web: www.casababili.org, sino también como app descargable para todo tipo de tablets y smartphones.  La versión electrónica incluirá hipervínculos a textos y enlaces que ayudan a comprender mejor la realidad iraquí. Estos textos explicativos son breves e irán enfocados al público general, pero su elaboración ha corrido a cargo de expertos en las distintas disciplinas iraquíes: desde la arqueología mesopotámica hasta la actualidad política, pasando por recetas de cocina o la situación de la mujer antes y después de la ocupación.

La adaptación de la novela

Casa Bábili es la adaptación de la novela Saidat Zuhal (Las mujeres de Saturno, Ed. Dar al Fadaat, 2010, 2ª ed. 2013), de la escritora iraquí Lutfiya Duleimi, considerada la novelista iraquí viva más importante. Duleimi es licenciada en Lengua y  Literatura Inglesa, ha sido directora de varias revistas literarias de prestigio, entre ellas Hilal al Zaqafiya (Bagdad), la cual  dirigió hasta su desaparición en 2006. Sus cuentos y artículos han sido publicados en revistas y periódicos de todo el mundo árabe, desde el Golfo hasta Marruecos.

En 1970 publica su primer libro de cuentos en Bagdad, mientras que su primera novela, Alam al nisá al Wahidat, vio la luz en 1986, también en Bagdad.

En 2001 es galardonada con el premio de novela femenina por su libro Dahka al Uranium. Además de numerosas novelas —la más reciente Mujeres de Saturno, inspiradora de este cómic— ha escrito obras de teatro, guiones para televisión y numerosas publicaciones académicas. En la actualidad escribe, entre otras colaboraciones, una columna de opinión semanal en el diario iraquí liberal Al Mada. Sus obras han sido traducidas a diferentes lenguas, entre otras inglés, polaco, rumano, italiano, chino, alemán o español.

En España ha publicado en árabe la novela Jusuf Braham al Kitabi (Ed. Dar al Alwah, 2000). Su contacto anterior con la lengua española fue como editora de una antología de cuentos iraquíes que se publicó en los años ochenta en castellano e inglés en Bagdad.

En la actualidad vive exiliada en Ammán (Jordania) desde que su vivienda, en la capital iraquí, fue asaltada en 2006 por las tropas ocupantes estadounidenses.

La adaptación gráfica

Para la adaptación gráfica se ha optado por profesionales de contrastado nivel como son Sara Rojo y Javier Carbajo. Sara Rojo es bien conocida por ser la autora de Esmeralda rumbo al horizonte, (Macmillan Iberia, 2011) y Esmeralda en los mares australes (Macmillan Iberia, 2012). Colabora, asimismo, y de manera regular, con editoriales europeas y estadounidenses con las que ha publicado cerca de veinte títulos entre los que destacan la serie Little Pirate (Innovative kids, 2007),  Why the Sea is Salty?  (Usborne, 2009), The Magic Melon (Usborne, 2012).

Por su parte, Javier Carbajo publica profesionalmente desde hace más de veinte años y su trabajo puede disfrutarse en distintos grupos mediáticos como RBA, Vocento y Prisa. Como ilustrador juvenil ha creado las series: Antibarbies, Emi&Max o Mr. Pla, mientras que en su faceta de artista multimedia ha trabajado para las compañías Movistar, Mccann Erickson o para la compañía de teatro La Fura dels Baus. En 2001 crea la serie de episodios “Geriátrico” para Terra-Lycos. Carbajo ha sido galardonado en tres ocasiones (la última en marzo de 2013) con los prestigiosos premios World Press CARTOON.

PortadaCasaBabili

Difusión y adquisición de la obra

El cómic se publicará en Internet en tres lenguas: árabe, español e inglés, y en papel se intentará ampliar esta oferta. La versión árabe saldrá a la luz con la editorial Dar al Fadaat y la primera presentación oficial del texto en español y formato papel tendrá lugar en Madrid, el próximo día 20 de marzo en la Librería Generación X, C/ Puebla, 15

Pedidos: iraq@iraqsolidaridad.org

Cartel para descargar

Para más información http://www.casaBabili.org

 

Anuncios

La histórica calle de los libreros de Bagdad arrasada por buldóceres

25 septiembre, 2012

Pulsa Play para escuchar el texto

Ali al-Saray
Almonitor, 21 de septiembre de 2012
IraqSolidaridad, 25 de septiembre de 2012

Traducido para IraqSolidaridad por Paloma Valverde

“Yo leo, soy iraquí”

El 17 de septiembre, la policía iraquí arrasó la calle Mutanabi de Bagdad, centro neurálgico de la actividad cultural en el país y destruyó todas y cada una de las casetas que los libreros colocan en la calle, una de las más antiguas y uno de los centros culturales más preciados de la capital. La policía adujo que había destruido todos los expositores de libros “[…] para mantener el orden” [1].

Calle Mutanabi (Bagdad), 5 de abril (Foto de Mohammed Ameen para REUTERS)

Calle Mutanabi (Bagdad), 5 de abril (Foto de Mohammed Ameen para REUTERS)

Buldóceres protegidos por soldados armados irrumpieron durante la noche en la calle Mutanabi y destruyeron todas las casetas de madera que utilizan los libreros para exhibir sus libros. Los vendedores dijeron que no les habían avisado para evacuar la zona. Un testigo afirmó a al-Hayat que un enorme buldócer, junto con otro tipo de equipamiento pesado, irrumpió en la calle Mutanabi después de que las librerías estuvieran cerradas y los libros retirados de los expositores.

Al día siguiente, el ayuntamiento de Bagdad emitió un comunicado en el que informaba de que la “[…] Campaña de Bagdad pretende hacer que se cumpla la ley en la calle Mutanabi.”

El comunicado obligaba a los vendedores “[…] a ejercer su actividad sólo los viernes”. Según el ayuntamiento de Bagdad las medidas “[…] incluyen la eliminación de los expositores y la exposición de libros y publicaciones en las aceras”.

A través de altos cargos del ayuntamiento, Al Hayat ha sabido que pretenden convertir la calle Mutanabi en un mercado de animales, como Souk al-Gazal. A los libreros sólo se les permite trabajar los viernes, igual que a los vendedores de pájaros y perros.

El asalto produjo una gran conmoción en los círculos intelectuales de Iraq y ha generado una ola de quejas, que han derivado en una riada de comentarios críticos en las redes sociales y en las páginas webs contra la “actuación violenta” de los servicios de seguridad en una calle que los iraquíes consideran de gran importancia.

Los airados comentarios se refieren a la ‘doble moral’ en la actuación de las instituciones oficiales, que hacen uso de la violencia y animadversión para imponer la ley y el orden en la calle Mutanabi, mientras que grandes zonas de la capital padecen un grave deterioro de los servicios municipales.

A la mañana siguiente de los hechos, un grupo de libreros se manifestó para exigir compensaciones por los daños que les causó el ayuntamiento de Bagdad. Según Mohsen Satar, uno de los libreros afectados, el asalto limitará el comercio en la calle Mutanabi, que había aumentado en los últimos dos meses, coincidiendo con la campaña de activistas iraquíes denominada “Yo leo, soy iraquí”, que han descrito como “una iniciativa juvenil para logar el acercamiento a los libros y aumentar el número de lectores e incluir a los jóvenes que están fuera de la élite”.

El gobierno iraquí se ha encontrado con duras críticas por parte de los intelectuales por “[…] sus intentos de cercenar la actividad cultural en el país” [2].

Además el gobierno, bajo el pretexto de hacer cumplir la ley, ha tomado otras medidas que han llevado a la suspensión de las actividades culturales y sociales en Bagdad [3] y en las provincias iraquíes. Los activistas creen que la violenta puesta en  marcha de esas decisiones revela el descontento de las fuerzas políticas respecto a los movimientos cívicos en el país.

Desde el asalto, la calle [Mutanabi] ha sido testigo de una gran presencia de fuerzas de seguridad. Algunos vendedores han afirmado haber visto a los soldados colocar los expositores de libros bajo los buldóceres para que los aplastaran. Según el testimonio de Shamsji Yabar, investigador y periodista iraquí, el ayuntamiento de Bagdad afirma que está ‘haciendo cumplir’ la ley en las calles. Yabar escribió en Facebook que están destruyendo la calle e impidiendo la actividad cultural en ella.

El comité de Cultura y Prensa del Parlamento ha afirmado su intención de investigar los hechos. Batul  Hisham, parlamentario iraquí de la coalición Estado de Ley, declaró a Al Hayat que “[…] No es el momento de asaltar la calle Mutanabi y que la manera en la que se ha hecho no beneficia a la historia de la calle”.

Los intelectuales iraquíes esperan que la presión sobre las actividades cívicas en el país aumente. Creen que bajo el disfraz de la ley y la autoridad el gobierno iraquí intenta controlar a los sectores culturales y sociales y los centros de cultura en Bagdad.

Además del mercado de libros y publicaciones iraquíes, árabes y extranjeras, en la calle Mutanabi se celebran todas las semanas actos culturales que no están patrocinados por el gobierno iraquí.

Notas:
1.- Al Hayat (Pan Arab), 17 de septiembre de 2012.
2.- Véase “Freedom to socialise in conservative northern Iraq”, BBC News, 29 de Julio de 2012.
3.- Véase Ali Al-Saray, “Iraqi Nightclub Crackdown Fuels ‘Islamization’ Fears”, Almonitor, 12 de septiembre de 2012.

Texto original en inglés

Los tesoros babilónicos sin descubrir amenazados por un nuevo oleoducto

5 junio, 2012

Stéphane Foucart
Guardian Weekly 29 de mayo de 2012

Traducido del inglés por Nadia Hindi  para IraqSolidaridad

La UNESCO expresa su preocupación después de que el Ministerio de Petróleo iraquí perforara un túnel de 1.500 metros bajo un yacimiento arqueológico

Babilonia se fundó, probablemente, en el siglo XXIII a.C.; fue tomada por Ciro II de Persia en 539 a.C. y por Alejandro Magno dos siglos después. Fue saqueada innumerables veces y reconstruida otras tantas. Cayó en el olvido durante la era cristiana antes de ser redescubierta por Claudius Rich en el siglo XIX. Se deterioró a manos de Saddam Hussein a finales del XX  [1] y a principios del XXI fue dañada por el ejército de EEUU [2]. En la actualidad se enfrenta a un oleoducto.

A finales de marzo, el último tramo del oleoducto provocó la ‘preocupación’ del Director general adjunto para la Cultura de la UNESCO quien lo expresó en una carta dirigida al ministro iraquí de Turismo y Antigüedades. En Iraq, el oleoducto es objeto de disputa entre los Ministerios de Turismo y Petróleo. La Junta Estatal de Antigüedades y Patrimonio (Isbah) cuestiona la legalidad del proyecto. “[…] El Ministerio de Petróleo ha causado un daño incalculable al excavar un túnel de 1.500 metros de longitud en el yacimiento arqueológico de Babilonia”, declaró Qais Hussein Rashid, presidente de Isbah, a la agencia de noticias France-Presse a mediados de mayo pasado.

El nuevo oleoducto no se encuentra lejos de otros dos construidos en la década de los ochenta y noventa, uno de los cuales está en desuso. “[…] El oleoducto atraviesa el perímetro de la zona arqueológica, pero fuera de los muros, debajo de la llamada ciudad exterior”, informa Véronique Dauge, jefe de la Unidad de los Emiratos Árabes Unidos del Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO. “[…] Aunque no atraviesa el centro de la ciudad antigua, se encuentra en un área que nunca ha sido excavada. El área cubre aproximadamente 850 hectáreas, la mayoría de las cuales es terreno virgen para los arqueólogos. De acuerdo con AFP, un portavoz del Ministerio de Petróleo iraquí informó que el terreno excavado no reveló restos arqueológicos.

“[…] Nadie puede afirmar en este momento que el oleoducto haya causado daños”, asegura Lisa Ackerman, Vicepresidenta ejecutiva del Fondo Mundial de Monumentos (WNF en sus siglas en inglés), fundación para la conservación del patrimonio arquitectónico, con sede en Nueva York, que trabaja en el yacimiento junto con las autoridades iraquíes. “[…] Sin embargo, creo que es muy probable que atraviesa zonas arqueológicas delicadas”.

“[…] El oleoducto supone un escándalo en Iraq” afirma Dauge, “puesto que Babilonia aún no figura como Patrimonio de la Humanidad, a pesar de ser uno de los lugares arqueológicos más prestigiosos del mundo. La solicitud se realizó en varias ocasiones bajo el régimen de Saddam Hussein pero siempre  fue  rechazada por la “falta de planes de gestión y conservación del yacimiento”, según explica Dauge, quien añade: “[…] Esto implica acondicionar la zona para recibir visitantes, demarcar los límites, proteger el área, etc.!

“[…] Es muy importante para los iraquíes que Babilonia figure en la lista”, afirma Alessandra Peruzzetto, arqueóloga especialista en Oriente Próximo de WMF. “[…] Sin embargo, el nuevo oleoducto dañará la integridad de la zona, un factor importante en la evaluación del área para su inclusión”. Dogue asegura que el oleoducto “[…] Será un problema” si se realizara una nueva solicitud, lo que aún no es el caso.

La nueva cicatriz de Babilonia es una más entre otras muchas y muy recientes. Entre ellas las causadas por el campamento Alpha, una base militar de EEUU y de las fuerzas armadas polacas establecidas en el perímetro del yacimiento desde abril de 2003 a diciembre de 2004. La nivelación del terreno llevada a cabo para [la construcción] de los helipuertos y las trincheras escavadas, y posteriormente recubiertas con vertederos de otros lugares, causó mucho daño, al igual que el saqueo de cerámica y ladrillos grabados.

Un informe de evaluación de los daños encargado por la UNESCO en 2009 indica que “[…] La presencia en Babilonia del ejército de EEUU y de los empleados por ellos, principalmente la empresa KBR —una empresa de reconstrucción— ha causado importantes daños a la ciudad como resultado de excavaciones, cortes, desmantelamiento y nivelación del terreno. Entre las estructuras principales que fueron dañadas se encuentran la Puerta de Ishtar y la Vía de las Procesiones”.

Ackerman afirmó: “[…] Aunque la instalación de las fuerzas armadas produjo daños, la mayor parte de los yacimientos, la destrucción de los últimos años se ha debido a la falta de medios de conservación” [3].  La erosión, en especial, ha devastado los monumentos. Desde 2007, WMF trabaja con las autoridades iraquíes para el establecimiento de un plan de gestión del yacimiento y actualmente ha comenzado trabajos de conservación de varias estructuras clave.

Notas de IraqSolidaridad:
1.- El deterioro que se menciona aquí, a finales del siglo XX fue debido a las sanciones genocidas impuestas por Naciones Unidas. Sobre las sanciones véase Carlos Varea, “Estados Unidos contra Iraq: el régimen de las sanciones”, IraqSolidaridad, 6 de junio de 2007.
2.- Estados Unidos tenía como objetivo la destrucción de la cultura y el Estado iraquí. Véase en IraqSolidaridad, Iraq bajo Ocupación: destrucción de la identidad y la Memoria. Ed. De Oriente y del Mediterráneo, 23 de enero de 2009.
3.- Véase en IraqSolidaridad La destrucción del Patrimonio cultural en Iraq, 23 de enero de 2008.

Texto original en inglés

Sectarización de la educación

28 mayo, 2012

Traducido de para IraqSolidaridad y Tribunal Bruselas por Nadia Hindi

Decreto ministerial respecto a la modificación curicular en determinadas asignaturas de las Facultades de Historia

El Ministro de Educación Superior y de Investigación Científica de Iraq promulgó un decreto con el fin de cambiar el currículo de estudios islámicos en las Facultades de Historia de las universidades públicas de Iraq.

El cambio contiene mucha carga política ya que reaviva un conflicto político que se remonta catorce siglos atrás. Lo último que Iraq necesita en este momento. Los académicos debaten sobre todo tipo de cuestiones, no hay nada malo en ello, de hecho, es un sano ejercicio, pero imponer una cierta lectura de antiguos textos históricos bastante sensibles es otro tema que no sirve más que para echar más leña al fuego y contribuye a crear una división más profunda entre los iraquíes.

La pregunta es ¿a qué interés obedece este cambio y por qué el gobierno iraquí lo quiere implementar en este momento? Un momento en el que las universidades iraquíes carecen de recursos, los libros y el material de estudio está agotado, no hay equipamientos en los laboratorios, asesinan, amenazan, detienen y acallan a los profesores que, por lo tanto, huyen del país, y encima de todo el gobierno crea otro gran problema.

A continuación se reproduce el texto del decreto en su totalidad

En nombre de Dios el Misericordioso el Benevolente
República de Iraq No. TM3/ 2977
Ministerio de Educación Superior e Investigación Científica
Fecha: 23 de abril de 2012
Oficina de Estudios, Planificación y Seguimiento Departamento de Estudios y Planificación
A todas las Universidades/Oficinas Rectorales (Excepto la Universidad Tecnológica de Nehrein)
Tema: inclusión de materia en el currículo Saludos cordiales.

«Su excelencia el Ministro ha acordado incluir la materia de Ahlul-Beit [1] (la paz sea con ellos) al currículo de los Departamentos de Historia de sus Universidades, de acuerdo con los Consejos de Facultad pertinentes, partiendo de las siguientes bases:

1- Ampliar la materia sobre el Califato del Imam Ali (la paz sea con él) dentro de las materias curriculares de la Edad del Mensaje y la Edad de los Califas Rashidun, (es decir, los primeros años del Islam) en la primera etapa de estudios universitarios. Al igual que la inclusión y ampliación del Califato de Hasan, primogénito del Imam Ali (la paz sea con él).

2- Ampliar los estudios sobre Ahlul-Beit (la paz sea con ellos) en relación con el aspecto intelectual a través del currículo de Civilización Islámica correspondiente a la tercera etapa universitaria.

3- Ampliación del estudio sobre los posicionamientos políticos de Ahlul-Beit (la paz sea con ellos) dentro de las materias de los Califatos Omeyas y Abasíes (es decir, el segundo y tercer califato islámico, siglos VII-XIV) en la segunda y tercera etapa universitaria.

4- Incluir como materia opcional las biografías de Ahlul-Beit (la paz sea con ellos) y su influencia intelectual en el plan de estudios de la cuarta etapa universitaria. 5- Impartir el tema de los Doce Imanes (la paz sea con ellos) en lugar del concepto de Ahlul-Beit (la paz sea con ellos) como parte de las materias de Historia del Islam en las cuatro etapas de estudios universitarios.»

Sírvase para su información y para la disposición de las medidas pertinentes

Firmado
Profesor asistente Dr. Jamis Sab al-
Din Director General de Estudios, Planificación y Seguimiento en representación del Director General
Profesor asistente Nasso Salih Said 4 de abril de 2012

Notas:
1. Ahlul-Beit hace referencia literalmente a la familia extensa del profeta Muhammad. Sin embargo, entre los sabios del islam existen diferencias sobre quién forma parte y quién no de la familia del profeta en esta expresión. Según algunos sabios, están incluidos todas las mujeres del profeta, su hija Fátima, su yerno y primo el Imam Ali y sus hijos. Otros, los shiíes, aseguran que únicamente deberían incluirse Fatima, el Imam Ali y los 12 Imames. Esta diferencia no debería ser problemática pero, de acuerdo con las enseñanzas shiíes, al Imam Ali, a sus hijos y a sus nietos se les ha privado de su derecho al Califato durante catorce siglos, y que por lo tanto este derecho ha de ser restituido.

Texto original en árabe

Iraq: 21 años de crímenes contra la humanidad

15 marzo, 2012

Si quieres escuchar el texto pulsa play. Descargar audio.

[audio http://www.iraqsolidaridad.org/audio/NuhaAlRadi.mp3]

Homenaje a la artista iraquí Nuha al-Radi
Felicity Arbuthnot*
Global Research, 6 de marzo de 2012

Traducido para IraqSolidaridad por Paloma Valverde

“Esos diarios están dedicados al pueblo de Iraq y a todos los que han sufrido los devastadores efectos de las sanciones” (Nuha al-Radi, 1941-2004)

La artista iraquí Nuha al Radi.

La artista iraquí Nuha al Radi.

Con los actuales planes estadounidenses para remodelar (léase aniquilar) lo que queda de Oriente Próximo, el ataque de 1991 contra Iraq supuso el ataque de una gigantesca coalición, compuesta por veintiocho países, que bombardeaba hasta 42 veces al día (3.000 bombas diarias) a un país de sólo 27 millones de personas. Podría decirse que es aquí donde se establecieron los planes y los acontecimientos futuros. Es la masacre genocida, que dio comienzo a todo, que ha quedado absolutamente olvidada por las conciencias occidentales aunque, obviamente, no por las de los iraquíes.

Mientras la primera oleada de misiles de crucero, lanzada desde los barcos de guerra estadounidenses anclados en el Océano Índico, barría los treinta años de progreso que habían convertido a Iraq en un país moderno y en una nación próspera, el 16 de enero de 1991 el presidente George H. W. Bush (padre) se dirigía a su país: “[…] No tenemos argumentos para el pueblo de Iraq. De hecho, para los inocentes que están atrapados en este conflicto rogamos por su seguridad… pero incluso mientras los aviones de las fuerzas multinacionales atacan Iraq, prefiero pensar en la paz y no en la guerra.”

Marzo marca el vigésimo primer aniversario del final de los 42 días, de destrucción apocalíptica en la que se lanzaron más de 36 millones de explosivos. “[…] Todo el país se convirtió en un daño colateral [1].”

El alto el fuego se firmó el 28 de febrero. Después,  el 2 de marzo, la Brigada 24º de Infantería Ligera celebró el cese de hostilidades masacrando a los soldados iraquíes en retirada y obligando a sus familias a huir de su “baile de disparos” en la carretera a Basora.

“[…] Vemos un nuevo orden mundial que se inicia (…) un proyecto muy real de un nuevo orden mundial”, fue la respuesta del presidente George H.W. Bush al Congreso estadounidense el 6 de marzo de 1991. En realidad era una señal de lo que se avecinaba y de una guerra contra Iraq que no tendría fin en 21 años. Sanciones que diezmaron a la población, bombardeos sin tregua, invasión, ocupación, tortura, asesinatos en masa, destrucción y encima de todo eso ocho años más de bombardeos.

Los bebés que sobrevivieron en 1990, el año de la imposición de las sanciones, son un hito. Veintiún años después no han conocido otra cosa durante toda su vida que la carencia y el terror constante gracias a la maldad de Estados Unidos.

Mientras George H.W. Bush estaba rezando por los inocentes y pensando en ‘la paz’, el 90 por ciento del sistema eléctrico iraquí quedaba destruido en las primeras horas del ataque junto con los sistemas de depuración de agua, un objetivo deliberado [2], con la intención de que nunca jamás se reemplazaran.

Nuha al-Raidi, en Bagdad, decidió escribir un diario. Mientras la operación Tormenta del desierto devoraba la nación, ella grababa el horror, y también el humor, lo indomable y la genuina inventiva con la que cada iraquí parece que nace, en algunas extraordinarias y precisas premoniciones.

Nuha al-Radi, pintora, ceramista y escultora fue una verdadera internacionalista, sintiéndose en casa en Estados Unidos, Reino Unido, Beirut, Europa y en la mayor parte del mundo, como en su querida casa de Bagdad. Formada en Londres en la Escuela de Arte Byam Shaw su trabajo se exhibió en todo el mundo árabe, Berlín, Londres y Washington.

Mientras las bombas caen, ella escribe: “[…] Siempre he querido escribir un libro que empezara con esta frase: ‘Vivo en una huerta con 66 palmeras y 161 naranjos. Tres palmeras macho dan a la ventana de mi dormitorio, recordándome su potencia, los únicos hombre de la residencia”.

Diario de Nuha al-Radi

Diario de Nuha al-Radi

Después: “[…] Mis primeras anémonas han brotado. Compré semillas el año pasado en Estados Unidos. Son blancas. ¿Podrían ser un signo de paz? En cualquier caso, algo bueno de Estados Unidos ha crecido aquí”. Eso era “Día 36”.

Durante los seis meses antes de la guerra ella era una de las pocas que aseguraba que eso no podía pasar: “[…] Quizás no pudiera creerlo en esa época y con esa edad, los dirigentes no pueden ser tan infantiles o tan estúpidos como para pensar que una guerra puede resolver algún problema. Minimicé los instintos destructivos del hombre y los planes de las fuerzas aliadas contra nosotros. No es que nosotros seamos ángeles, cometimos el primer error, pero uno no puede rectificar un error con otro de mayores proporciones”.

El primer día se despertó para ver “[…] el cielo iluminado, un ruido más allá de cualquier descripción”. La electricidad y el teléfono estaban cortados y durante 42 días: “los días y las noches se convirtieron en un único día muy largo”.

La cordura se aferra a la normalidad. El segundo día, a riesgo de las bombas, un amigo las llevó a ella y a su hermana a una celebración: “[…] Kebab y cerveza, delicioso”. Los camiones del gobierno iban por todo Bagdad “[…] distribuyendo pan a las multitudes que se arremolinaban”.  Las sanciones los habían empobrecido hasta el límite.

Al día siguiente Nuha y su hermana Suha, pintaron en el estudio con la “[…] guerra y las explosiones en el exterior”. Un misil SAM explosionó en las inmediaciones, y Munder Beig, un amigo muy querido pasaba por allí con su nieto en el triciclo. “[…] las piernas le crujieron […] el niño se perdió y está convencido de que nunca lo volverá a ver”.

Ya no queda agua, la que quedaba se ha agotado.

[…]

Alrededor del sexto día: “[…] Todo el país se ha colapsado y desintegrado (…) me pregunto cuánto tiempo podemos sobrevivir a esta clase de bombardeos”. […]

Al día siguiente: “[…] La depresión se ha instalado en mí, al darme cuenta de que todo el mundo nos odia y está encantado de llevarnos a la ruina”. Soñaba que los estadounidenses corrían por pleno centro de Bagdad, por la calle Haifa, como lo hacen ahora, y que ella estaba sola, en una tierra estéril donde no crecía nada […].

Décimo día: “[…] No creo que pueda volver a poner un pie en Occidente otra vez. Si alguien como yo, que se ha criado y formado en Occidente, se siente así, ¿cómo se sentirá el resto del país?”

Tres días más tarde, el gran puente de la puerta del sur fue bombardeado y los dorados edificios antiguos de las inmediaciones sufrieron daños: “[…] Todos los cristales de las ventanas estallaron. Munder Beig fue a ver los daños y dijo: “Me quedé ahí y sólo podía gritar”. Se reconstruirá el país, se decía a sí mismo. “[…] Yo no lo veré”, dice.

“[…] Puedo entender que Kuwait haga esto, pero no el mundo entero. ¿Por qué nos odian tanto? Se pregunta Nuha.

Día decimocuarto: “[…] Munder Beig murió esta mañana temprano mientras dormía (…) en realidad murió de pena. No podía entender porqué el mundo quería destruirnos a nosotros, a la gente, a la ciudad. Ayer seguía preguntándose “¿Por qué nos hacen esto?”

[…]

Día decimoctavo: “[…] Todos los queridos pájaros enjaulados murieron del shock de las explosiones; los pájaros libres volaban de arriba abajo haciendo movimientos completamente locos. Cientos, sino miles, han muerto en los huertos: Los perros del barrio “[…] ladran con terror, y emiten los sonidos más espantosos y patéticos que se pueda imaginar […].

Día vigesimosegundo: “[…] Hoy vi el puente de Jumhuriya. Es muy triste ver cómo cuando se bombardea un puente la gente cae por los lados, con los cráteres que se abren bajo sus pies, y gritando. Dos puentes que eran hitos también fueron bombardeados. “[…] Sentí mucha amargura hacia Occidente”.

Día vigesimoquinto: “[…] Bombardearon un refugio, el de Amiriya, familias enteras fueron borradas de la faz de la tierra. [3]

[…]

Día trigésimo cuarto: Bush dijo ‘No’ a las propuestas de Tareq Aziz, mientras jugaba al golf y sus fuerzas militares nos aniquilaban (…) y tuvo el estómago de decir a un grupo de colegiales: ‘No os preocupéis [la guerra] está muy lejos y no os afectará.’ ¿Y qué pasa con los niños de allí? ¿Por qué ese cinismo? ¿Por qué esa hipocresía? ¿Dónde está la justicia?

3 de marzo: “[…] Incluso los mandos de alto rango se repliegan al sur. El colapso del sistema es total. De Kuwait a Bagdad se puede tardar hasta diez días; todo el tiempo evitando a los aviones aliados (…) intentando recoger a los rezagados (…)” Los británicos vuelan como jaguares. “Todos los heridos que no pueden escapar son asesinados. Los que escapan andan sin comida ni agua y simplemente se desploman”.
9 de marzo: “[…] Espero que cada persona que tenga algo que ver en esta desastrosa catástrofe caiga en un pozo de petróleo en llamas”.

10 de marzo: “[…] no hay combustible, ni electricidad, ni agua corriente, ni teléfono (…) tengo cinco velas en mi habitación ¡qué extravagancia!

El primer lirio se ha abierto hoy.

[…]

El 31 de marzo, un periquito amarillo entró por su ventana. Pronto encontró un compañero e “[…] inmediatamente empezaron a piarse felices el uno al otro”. Hicieron su nido en una gran jaula de madera de donde podían entrar y salir por la puerta siempre abierta. Los iraquíes tienen una gran pasión por los pájaros. Doce días después, las abejas: “se volvieron locas en el jardín… cinco o seis amapolas, de las que bebían el néctar… cinco mariposas blancas bailaban delante de mí. El jardín está tan bonito ahora… mis iris blancos ya no están. Los capullos salieron muertos, , cultivados en una tierra envenenada que destruye el campo que nos rodea como en su sueño.

Alrededor del 6 de junio, Nuha estaba con unos amigos que le dijeron “[…] están muriendo como moscas (…) hay una mortalidad tan elevada entre los bebés (…) Naciones Unidas va a mantener el embargo hasta que todos los iraquíes estemos muertos. Hay una epidemia de cáncer.

En junio de 1995, se fue a Amán (Jordania) para inaugurar una gran exposición: “Embargo” […]. Los iraquíes abandonaban el país en masa para obtener dinero en una moneda más fuerte y poder alimentar a sus familias. Conoció a un cirujano que trabajaba de carnicero y a un ingeniero aeronáutico que trabajaba en la cafetería de una galería de arte.

Nuha fue a Beirut, donde todavía tenía una casa. Su salud no mejoraba y en Iraq, entre la destrucción y el embargo, no había lo necesario para tratar casi nada. Otro amigo murió de cáncer. Intentó conseguir un visado para recibir un tratamiento en Estados Unidos, pero el proceso fue tan largo que murió a los tres días de llegar. La hija de un amigo murió por la falta de un aerosol para el asma, prohibidos por el Comité de sanciones de Naciones Unidas.

[…]

Nuha pasó los nueve años siguientes trabajando, haciendo exposiciones y luchando contra el cáncer ¾que finalmente le diagnosticaron¾, con su característico humor y optimismo […].

Murió en Beirut el 30 de agosto de 2004, víctima de la Primera Guerra del Golfo, testigo de la segunda y de la ocupación. Una vibrante metáfora perdida de la tragedia de la beligerancia y de los crímenes contra la humanidad de Occidente.

Fue enterrada en un pinar de Beirut, bajo un lecho de jazmines, sus flores preferidas para adorar sus indomables cabellos [3].

Notas de la autora y de IraqSolidaridad
1.- David Model, Lying Empire Commit Crimes Straight Face, Common Courage Press, agosto de 2005.
2.- Felicity Arbuthnot, Iraq: A Bush Family Jihad?, 25 de septiembre de 2007.
3.- El refugio de Amiriya, en Bagdad, a donde enviaron a las mujeres y a los niños, por ser un lugar seguro (y Estados Unidos lo sabía) fue atrozmente bombardeado el 13 de febrero de 1991, con una nueva bomba antibúnker. Véase al respecto Kathy Kelly, “The children of Iraq 1990-1999 In: Iraq under Siege”, Raising Voices, edición de Anthony Arnove, South End Press, 2000.
4.- Julie Flint, Nuha al-Radi, versatile artist and diarist committed to her beloved Iraq, The Guardian, 7 de septiembre de 2004.

*Felicity Arbuthnot es una destacada periodista británica que conoce de primera mano, por sus múltiples viajes a Iraq, la realidad del país. Ha recibido números premios por sus documentados artículos, entre ellos por su trabajo de documentación para el documental de John Pilger Paying the Price, Killing the Children of Iraq.

Fuente original en inglés

Los monumentos históricos asirios han padecido en exceso por la invasión estadounidense

28 noviembre, 2011

Shaima Adel

Al-Azzaman, 24 de noviembre de 2011

 

Traducido del inglés para IraqSolidaridad por Paloma Valverde

 

Los yacimientos arqueológicos del imperio asirio han sufrido tremendamente desde la invasión estadounidense de 2003, según informa Abdulzahra al-Talaqani, portavoz del Departamento de Antigüedades iraquíes.

 

Talagani afirma que a pesar de la retirada de las tropas las condiciones de seguridad en la norteña ciudad de Mosul no han mejorado lo suficiente como para permitir la rehabilitación de los yacimientos y, añade, que la presencia de tropas estadounidenses en la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul, ha hecho un daño incalculable a las antiguas metrópolis asirias, tales como Nínive, Nimrud, Asur, Jorsabad o Dar Sharrukin. Los restos de la antigua Nínive están situados dentro de la gran ciudad de Mosul, la segunda ciudad más grande de Iraq.

 

La prohibición de construir en los lugares que rodean los muros de Nínive data de la década de 1980, pero al menos la mitad de todo ese perímetro se ha convertido en un barrio que aloja a las clases más humildes. Tampoco está permitida la construcción en otras antiguas capitales asirias.

 

“[…] No se están llevando a cabo actividades de reparación o rehabilitación en Nínive debido a la falta de seguridad”, a firma Talaqani, quien continua diciendo que su Departamento ha incluido todas las antiguas ciudades asirias en su relación de monumentos a recuperar, pero que aún no se han establecido las condiciones de tal rehabilitación para enviar los debidos equipos de trabajo.

 

Talaqani afirma que Nínive y otras metrópolis asirias atraerán a ríos de turistas una vez que estén abiertas al público. Nimrud, la capital militar asiria, era en sí misma un museo, con los relieves y las estatuas asirias situadas en su lugar original.

 

De manera similar, el montículo donde Asurbanipal tenía su biblioteca y palacio, conocido entre los lugareños como Qonichok, alojaba  algunas de las obras de arte más fascinantes del arte asirio.

 

Se desconoce lo que sucedió en esas grandes capitales asirias, pero según Talaqani, todas ellas han sufrido daños y pérdidas difícilmente recuperables. No se sabe con certeza por qué las tropas de ocupación estadounidenses establecieron sus barracas militares en yacimientos arqueológicos [1], como hicieron en Nínive, Babilonia y otras ciudades importantes mesopotámicas.

 

Mohamed Subhi, especialista en antigüedades iraquí y experto de la UNESCO, afirma que las tropas estadounidenses y los saqueadores son los culpables del daño infligido en los lugares arqueológicos asirios. Indica que las tropas estadounidenses acamparon en la Puerta de Nergal, que una vez alojó un museo y fabulosas estatuas asirias. “[…] Las tropas estadounidenses han convertido la Puerta de Nergal en barracas militares. Cuando se marchen, las tropas iraquíes los reemplazarán”, afirmó.

 

Notas de IraqSolidaridad:

1.- Sobre la destrucción cultural iraquí, véase Carlos Varea, Paloma Valverde y Ester Sanz, editores Iraq bajo ocupación: Destrucción de la identidad y la memoria.  Información disponible en: http://www.iraqsolidaridad.org/2009/docs/23_01_08_iraqocupa2.html

 

Texto original en inglés en: www.uruknet.info?p=83396